fbpx
Crianza, Educación, Familia, Ser Padres

Violencia y suicidio… No es coincidencia

  • Hoy los padres de familia, los Maestros, los Médicos y las autoridades tenemos la obligación de hacer algo al respecto. Existen muchas organizaciones a lo largo del país que dedican sus esfuerzos a la prevención y tratamiento de la violencia, los trastornos psiquiátricos y el suicidio y sus consecuencias.

Violencia y suicidio… No es coincidencia, compartimos este texto del Dr. César Velasco, para hacer un análisis mas puntual, para llegar a la reflexión de fondo y retomar la crianza desde un lugar mas amoroso, para conectar padres y maestros en la importancia de los valores.

“Ciudad de México a 18 de enero del 2017.

A la opinión pública:

El día de hoy nos hemos enterado de un hecho de violencia en el Colegio Americano del Noreste en la Ciudad de Monterrey. Es probablemente el primer evento de este tipo en la historia reciente de este país. Probablemente muchos ciudadanos pensaban que ese tipo de violencia solamente ocurría en países y culturas distintas a la nuestra. Estados Unidos es, por mucho, el país en donde estos intentos de asesinato en masa son cada vez más frecuentes, pero hoy nos hemos dado cuenta que en nuestro país, en México, ya también ocurren.

Pero lo ocurrido en Monterrey no se limita únicamente al intento de homicidio de la Maestra y los compañeros de clase del adolescente perpetrador. También ocurrió un suicidio. Y no sería extraño que este último evento fuera dejado a un lado, dada la muerte de quien ha lastimado y aterrorizado a tantos, nuestro afán de venganza consumado a manos del propio atacante; desde esa perspectiva su vida adquiere un menor valor que la de los heridos y por lo tanto, no habrá que sentir pena por él, por sus familiares o por sus amigos.

Los expertos en analizar a quienes han realizado estos ataques resaltan una característica muy particular: que estos individuos se parecen a la mayoría de las personas. Es decir, no suelen ser individuos abiertamente violentos, excéntricos o radicalmente distintos al grupo al que pertenecen.

En qué si se parecen entre sí: suelen ser hombres, llenos de enojo y envidia, muchos de ellos con historia de algún tipo de abuso, incluyendo el bullying o de negligencia familiar,  a muchos de ellos les encanta jugar a provocar pequeños incendios o tienen antecedentes de crueldad con los animales, generalmente son asiduos a los videojuegos violentos y les encantan las armas. Muchos de ellos, como parece ser este chico de Monterrey, han sido diagnosticados por Depresión o Trastornos de personalidad, pero suelen no ser constantes con el tratamiento o de plano haberlo abandonado. Algo muy importante es que muchos de ellos han mencionado sus planes de forma directa a algún amigo o compañero o a través de las redes sociales. Habitualmente quienes saben de estos deseos no les dan importancia, porque piensan que son intentos de “llamar la atención” o no creen capaz al atacante de llevar a cabo sus planes.

¿Cuántos adolescentes y adultos jóvenes muertos necesitamos para hacer algo al respecto? Ustedes saben la cifra de muertos por homicidios en los últimos 10 años, pero ¿sabían que van más de 60,000 muertes por suicidio en México en los últimos 10 años? ¿Y qué 40,000 de ellos eran hombres? ¿Y que pudimos haber prevenido alrededor del 90% de esas muertes?

Hoy los padres de familia, los Maestros, los Médicos y las autoridades tenemos la obligación de hacer algo al respecto. Existen muchas organizaciones a lo largo del país que dedican sus esfuerzos a la prevención y tratamiento de la violencia, los trastornos psiquiátricos y el suicidio y sus consecuencias. Busquemos ayuda hoy, no mañana o pasado mañana, no el siguiente curso porque en este no hay presupuesto, no hasta que haya un nuevo episodio como el de hoy en Monterrey, no hasta que haya sido mi hijo el victimario o la víctima.

Acerquémonos hoy a los profesionales de la Salud Mental, a las Organizaciones Ciudadanas, a las Clínicas y Hospitales del Sector Salud. Pidamos Talleres, Conferencias y material educativo. Hoy.”

Dr. César Velasco

Fundación FelizMente

Director General

fundacion.felizmente@gmail.com

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA