Vino y lactancia

Durante la lactancia es recomendable no consumir alcohol o realizar un consumo ocasional y moderado. El consumo de alcohol puede causar sedación, desmedro, irritabilidad y retraso psicomotor en el lactante.



¿Es seguro tomar vino durante la lactancia?

No, supone un riesgo alto para la lactancia y es poco seguro.

El consumo de vino, seda al lactante e inhibe la secreción de oxitocina de la madre y por tanto el reflejo de salida de la leche, reduciendo la producción de leche entre un 10 y un 25%.

Un consumo excesivo puede provocar coma, convulsiones y riesgo de muerte en el lactante.

El tiempo necesario a esperar a amamantar para que el alcohol ingerido de forma ocasional haya desaparecido de leche y sangre depende del peso de la madre (a menos peso, más tiempo) y de la cantidad de alcohol consumido (a más alcohol, más tiempo).

Evitar dar pecho hasta después de dos horas y media por cada 10 -12 g de alcohol consumidos.

Fuente: e-lactancia