Viajar con tu esposo

¿No te has dado cuentas de que desde que son más de dos ya casi no comparten juntos?

“Me impresiona como en un día de viaje hemos compartido más cosas, que en una semana en la casa” -me quede impresionada cuando mi esposo me dijo ésto la primera noche del viaje-. Estábamos tomándonos unos drinks en una terraza, y de verdad no dejábamos de platicar, muertos de risa acordándonos de historias de cuando éramos novios, etc..  Me dí cuenta que él también ha sentido que desde que somos 3, ha sido inevitable que él y yo platiquemos menos, que estemos menos tiempo juntos.

Definitivamente un bebé te cambia la vida, pero no se confundan, nuestra vida cambió para bien, nunca habíamos sido tan felices como somos de papás, David llena de alegría nuestra casa, pero simplemente las cosas cambian. David (papá) y yo estabamos acostumbrados a pasar mucho tiempo solos, pero sobre todo nos encantaba viajar, con amigos, con familia, pero sobre todo nosotros dos.



Cuando vimos que David ya estaba un poquito mas “grande” decidimos que debíamos de irnos de viaje. No crean ¡eh!, al principio nos costaba trabajo pensar que lo íbamos a dejar 10 días, pero hoy que ya lo viví, pienso que valió toda la pena del mundo. David se quedo súper bien cuidado, y sobre todo muy consentido. Claro, no había día que no nos despertáramos y pidiéramos fotos y videos de él, pero como lo veíamos tan contento, pudimos disfrutar muchísimo nuestros dias allá.

No saben los paisajes que vimos, los hoteles tán increíbles que visitamos, los restaurantes tan ricos a los que fuimos, pero sobre todo, no les puedo explicar lo que nos sirvió estar del otro lado del mundo, desconectados de todo, él y yo solos, me sentí como su novia otra vez. David y yo siempre fuimos además de pareja, amigos…, nos divertimos mucho juntos y este viaje nos sirvió para recordarnos que abajo de esas ojeras de papás, seguimos siendo los mismos que se enamoraron hace 8 años.



Si les escribo esto, es porque de verdad quiero decirles que cuando los tiempos se acomoden y puedan, no duden en escaparse unos días con su esposo. Salirte de la rutina y crear nuevos recuerdos, es una de las cosas que más sirven para unir a las parejas. Y como se los dije una vez, yo creo que si mi finalidad en la vida es ser una buena mamá, creo que no hay mejor regalo que le pueda dar a mi bebé, que tener unos papás unidos y enamorados.

Así que ya saben, no importa lo que te digan, si tu sientes que necesitas unos días con tu esposo, ¡¡hazlo!! Recárgate de energía con tu pareja, descansen, abrácense, platiquen… para que cuando regresen a su vida normal, se sientan todavía mas felices por lo que son y por la familia tan increíble que están haciendo juntos.

Ana Gaby Almada

www.momlikeu.com



Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email