Una sala llena de hombres para decidir sobre la salud reproductiva de las mujeres

Una sala llena de hombres para decidir sobre la salud reproductiva de las mujeres … Algo definitivamente está mal o incompleto en esta fotografía en la que el Vicepresidente de los Estados Unidos de Norte América Mike Pence, aparece en una reunión en la Casa Blanca con congresistas republicanos conservadores  y que ha creado polémica en las redes sociales. 

La reunión de este jueves entre el Freedom Caucus y el presidente Donald Trump se centró en discutir si se debería eliminar la cobertura de beneficios esenciales incluidos en el Affordable Care Act (ACA), entre los que se encuentran los servicios de maternidad, sin la presencia de una sola mujer.



En la fotografía, aparece Pence tratando de convencer a los miembros del Freedom Caucus de la Cámara de Representantes para votar a favor de la propuesta de su partido para derogar y reemplazar el Obamacare, la reforma sanitaria impulsada por el ex presidente Barack Obama.

La fotografía  ha creado polémica en Estados Unidos, no solo por su contenido, sino por lo que carece. En la sala no hay una sola ninguna mujer presente, a pesar de que uno de los puntos principales que estaban discutiendo en esa reunión era si el plan republicano para reemplazar Obamacare debía derogar o mantener la cobertura sanitaria de cuidados esenciales de salud, entre los que se encuentran los servicios de maternidad y salud reproductiva. 

Las críticas, tanto de los demócratas como de grupos que defienden a las mujeres, no tardaron en llegar. La senadora demócrata por Washington, Patty Murray, destacó la ironía en un tuit, donde bautizó el encuentro como el “GOP women’s health caucus”. Mientras que la presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards, llamó la atención sobre la ironía de que el grupo de hombres estuviera decidiendo el acceso a estos centros que ofrecen servicios de salud reproductiva a millones de mujeres.

La reunión coincide con la divulgación de los resultados de una encuesta realizada por la firma no partidista PerryUndem que reveló que el 52% de los hombres no cree haberse beneficiado del hecho de que las mujeres en EEUU tengan acceso a anticonceptivos asequibles y gratuitos.

Un punto de debate de los republicanos desde la aprobación de Obamacare hace siete años ha sido que la maternidad y la atención a los recién nacidos estuviesen incluidos en todos los planes sanitarios. Según ellos, es injusto que las aseguradoras deban cubrir servicios que solo aplican a la mitad de la población. Los demócratas, en cambio, han centrado sus argumentos en que todo el mundo se beneficia de madres y bebés saludables.

 

El presidente Trump se dirige a congresistas republicanos el pasado mart...
 
“Tener mujeres en la mesa es increíblemente importante, no solo por los números y por representar a nuestro país y la igualdad, sino porque somos capaces de hacer las cosas de una manera única. Con base en nuestras propias experiencias, nos podemos relacionar más con los demás y ver inmediatamente las injusticias de los problemas que otros experimentan”, dijo la senadora demócrata Amy Klobuchar.

La fotografía recuerda otra imagen que generó críticas: cuando firmó rodeado de hombres una orden ejecutiva para impedir el uso de fondos del gobierno para financiar a organizaciones de otros países que ofrece servicios o asesoramiento sobre una amplia gama de servicios de salud reproductiva, incluyendo el aborto. En un tuit, el periodista Martin Belam comentó el asunto: “Mientras vivan nunca verán una fotografía de siete mujeres firmando una legislación sobre lo que los hombres pueden hacer con sus órganos reproductivos”.

Imágenes como esta nos recuerdan el inmenso esfuerzo que aún falta por hacerse en una sociedad en la que aun la mujer no llega a todos los espacios de dirigencia política, social y económica y que por eso, alzar la voz sigue siendo urgente.