Una forma sana para que los niños socialicen

Muchos niños actualmente viven en aislamiento, ya que las circunstancias excepcionales de la crisis sanitaria producida por la propagación del coronavirus, los han obligado a estar en casa sin poder salir a escuelas, parques u otros espacios de esparcimiento donde puedan socializar.

Con la pandemia, se está perdiendo la oportunidad de que los niños conozcan, se relacionen, formen camaradería o incluso creen una complicidad entre sus iguales, lo que puede afectar su desarrollo psicosocial. Además, la falta de juego al aire libre, la dificultad de realizar ejercicio físico e incluso no tener el recreo escolar, puede aumentar la irritabilidad del niño y el estrés que puede llegar a afectar a su estado emocional.



Se estima que uno de cada cuatro niños sufre ansiedad por el aislamiento social derivado del coronavirus, y que muchos de ellos corren el riesgo de sufrir trastornos psicológicos permanentes, incluida la depresión. 

Gracias a los medios como Internet, televisión y radio se pudo iniciar el nuevo ciclo escolar; sin embargo, el regreso a clases presenciales es inevitable, y cada vez se vislumbra más esa posibilidad. Por lo que, las autoridades de salud pública y la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementarán protocolos como el uso del cubrebocas obligatorio, el constante lavado de manos, e integrarán clases acerca del cuidado de la salud, alimentación e higiene.

Pero ¿Qué pasa con la salud emocional? Todo lo anterior no es suficiente, también las instituciones escolares deben adoptar soluciones para fortalecer la empatía de los alumnos con la naturaleza y salud psicosocial.

El voluntariado, es una opción para fortalecer los vínculos amistosos, trabajar la inteligencia emocional, aumentar la sensibilización y empatía con su entorno y sus iguales y asimismo fomenta la  autonomía y responsabilidad. Por ello, Earthgonmic México A.C.  invita a escuelas y padres de familia a realizar actividades altruistas que garanticen su estabilidad emocional, como: germinar un árbol, adoptar un mascota en situación de abandono o crear centros de acopio para esas mismas mascotas o también hacer reforestación, entre muchas actividades más que el programa de Restauración Ecológica y Táctica Operativas R.E.T.O. organiza.

Si se quiere asegurar para cualquier niño o niña, la integración de equipo, team building, habilidades blandas, vivir una experiencia inolvidable en compañía de sus mejores amigos, y reducir el impacto psicosocial que ha dejado este pandemia es necesario fortalecer los lazos que se han perdido, y que mejor manera de hacerlo, que salvando el planeta al dejar una huella verde en él.

Toda información sobre las actividades que ofrece el programa de voluntariado, presencial y digital, se encuentran en la página de elreto.mx.Asimismo, puedes mandar correo a contacto@earthgonomic.com y dejar tu propio legado.

De Ricardo Martini y Sergio Mora de Earthgonomic México A.C.