TUS HIJOS Y LOS MÍOS…

Ellos, nuestros hijos, ven y entienden del mundo más de lo que creemos; poder apreciar esa sabiduría nata con la que llegan a la vida sin dejar de ser su guía es un reto GIGANTESCO al que yo le he entrado de muy buen humor. 

Y es que creo que si bien no hay fórmula para ser padres, la llave para ser nuestra mejor versión como tales está en el buen humor y el amor…



Sigamos caminando de la mano por está aventura exigente y maravillosa, espero sus comentarios para continuar creciendo juntos, al fin, tus hijos y los míos son parte de una misma generación y son todos ellos responsabilidad de todos nosotros…

 ¡Abrazos!

Claudia Lizaldi