Tu cuerpo te habla, escúchalo

         
Por: Mina Albert

Durante los últimos años, los casos de incapacidad en las empresas por depresión y estrés han aumentado tanto, que los gobiernos en diferentes países han tenido que implementar normas a las políticas laborales en las cuales las empresas o patrones garanticen ambientes laborales que no sometan a estrés o que sean hostiles para los trabajadores.

 

En México se formuló la Norma 035, la cual protege de factores de riesgo psicosociales por ley a los trabajadores y obliga a las empresas o patrones a velar por la salud y bienestar de sus empleados.

 

Y es que claro que todos experimentamos estrés, muchas veces es una combinación de todo, nuestros pendientes en casa, problemas personales y si a eso le sumamos lo que tenemos que sacar en nuestros trabajos, nuestros cuerpos comienzan a avisarnos que necesitan una pausa.

 

Unas vacaciones, o ir a un spa el fin de semana sería óptimo. Pero, no siempre se puede, seamos honestos no es factible para todos. Eso no significa que no podamos hacer algo para que nuestro cuerpo se sienta escuchado, y por eso te quiero compartir mi secreto.

 

Cuando el estrés me alcanza y comienzo a sentir como se hacen nudos en mis hombros y cuellos, yo hago el siguiente ritual. Entro a mi cuarto y pongo las luces muy tenues o un par de velas, pongo mi aceite esencial favorito para relajarme que es lavanda en un sahumerio o difusor, me preparo un tecito -hay especiales relajantes pero basta con que disfrutes su sabor- y pongo música suave, mantras o melodías relajantes. Y la cereza del pastel es mi masajeador de electroterapia OMRON  que con 15 minutos deja mis músculos relajados y mi mente tranquila.

Es mi pequeño spa, mi momento y te prometo que funciona. También puedes utilizar el masajeador para lesiones musculares, toda la información que necesitas viene en este video. Si quieres ayudarte a vivir mejor invierte en ti y recuerda siempre consultar a tu médico con regularidad.