fbpx
Crianza, Familia

Tres actitudes que destruyen la autoestima de tus hijos

  • Estas son las tres actitudes que destruyen la autoestima de tus hijos…

Criar no es cosa sencilla, encima de ello darles a nuestros hijos herramientas de inteligencia emocional y fortaleza de espíritu no siempre resulta fácil… la idea de todos los padres es hacer y dar lo mejor para nuestros hijos (lo que eso signifique para cada quien), eso incluyen que sean felices y que puedan salir adelante siendo hombres y mujeres de bien para afrontar cualquier situación en la vida. Pero, muchas veces, de manera cotidiana, hacemos lo contrario…

Estas son las tres actitudes que destruyen la autoestima de tus hijos.-

1. Hacer las cosas por ellos

Los niños necesitan responsabilidad, necesitan hacer y ejercer su voluntad para medir sus capacidades y tener logros, en al camino también, aprenden el valor de la paciencia, la constancia y hasta a equivocarse. Cuando haces lo que a ellos les corresponde, puedes pensar que los estás  ayudando, pero no es así, al contrario. Les haces pensar que no es su responsabilidad y que al final acabarás haciendo y resolviendo todo en su lugar. 

Esta actitud puede volverlos dependientes, pero además les resta la oportunidad de aprender las habilidades y aptitudes que les serán de utilidad en el futuro. Afecta su autoestima porque pueden llegar a sentirse incapaces de hacer las cosas por sí mismos. No tienen capacidad de resolución de problemas.

Permite que tus hijos hagan las cosas por sí mismos, de este modo se sentirán capaces y bien con ellos mismos, al tiempo que su autoestima se eleva.

2. Decirles que “algo es demasiado fácil”

No pongas calificativos a la acciono o tarea que van a realizar, permite que tus hijos experimenten el grado de dificultad por ellos mismos. Si algo te parece fácil o sencillo no lo expreses, si por alguna razón para ellos no lo es, se sentirán desanimados y ni siquiera querrán seguir intentándolo. Intenta solo comunicar que confías en que puede lograrlo. Así le harás saber a tus hijos que con perseverancia y esfuerzo, hasta las cosas más complicadas pueden conseguirse. Sin duda su autoestima se verá fortalecida y estarán más motivados.
 

3. No dejar que se equivoquen

Equivocarse es parte del camino del aprendizaje, forja el carácter, nos hace tolerantes a la frustración y empáticos con quienes se cometen errores. Regañar a tus hijos por equivocarse los hará pensar que no tienen la suficiente habilidad para lograr nada. Otra manera de evitar que se equivoquen es con la sobre-protección. Enseña a tus hijos a aprender de sus errores y a hacerse responsable, lo cual les enseñará que, en realidad, equivocarse forma parte del aprendizaje en la vida.

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA