¿Temes al Coronavirus? Toma Responsabilidad

El coronavirus está en México y todos tenemos información oficial, opiniones, comentarios y nuestro propio criterio al respecto.  Desde mi perspectiva, como especialista en salud natural, las medidas que corresponde tomar a cada uno de nosotros, son cuidar de nuestro sistema inmunológico y fortalecer nuestro cuerpo y el de nuestras familias, unido todo esto por supuesto, a las recomendaciones oficiales. La información siempre ha sido la mejor estrategia ante cualquier situación.

 

¿Qué te pone en una situación vulnerable?

Nuestro estilo de vida, pensamientos, emociones y alimentación impactan un alto porcentaje en la fortaleza o debilidad de nuestras defensas, por lo que conocer lo que nos pone vulnerables, nos da la pauta para tomar decisiones y cambiar aquellas cosas que identifiquemos nos pueden poner en riesgo.

 

Algunos factores que debilitan el sistema inmunológico:

 

  • Estrés

El estrés constante genera un entorno ácido en tu sistema. Tener tu sistema nervioso funcionando en modo de emergencia, provoca que tu cuerpo se prepare para una persecución, fortaleciendo y habilitando a tu cuerpo para correr y salvarte de un tigre y al mismo tiempo bloqueando el flujo de energía y funcionamiento de otros sistemas como el digestivo, reproductivo e inmunológico. En realidad, no hay una persecución, ningún tigre viene tras de ti, solo es estrés. Es el pensamiento constante de todos los pendientes, las responsabilidades y las preocupaciones que constantemente invaden tu mente.

 

  • Miedo

Las creencias son pensamientos que ocupan nuestra mente regularmente, es decir, que pensamos de forma recurrente. El cuerpo tiene una forma de proceder y es la siguiente: un pensamiento provoca una emoción y por consiguiente esa emoción genera una realidad o reacción. La realidad puede ser una respuesta fisiológica. Ejem. Si pensamos en un evento muy triste, provocaremos una sensación de tristeza y por consecuencia el cuerpo reaccionará en llanto. Las lágrimas son la respuesta fisiológica al estímulo del pensamiento. Todo pensamiento genera una emoción y por consiguiente una respuesta fisiológica. Las reacciones químicas que se desencadenan en el cuerpo por pensamientos de inseguridad, miedo o preocupación provocan la activación de respuestas inmunológicas del cuerpo. Estamos debilitando el sistema inmunológico, ya que la preocupación y el miedo regularmente viene de pensamientos relacionados con el pasado o el futuro.

 

  • Estilo de alimentación

El abuso de alimentos inflamatorios como el azúcar refinado, las harinas, los lácteos y el alcohol, ponen al cuerpo en un estado vulnerable, ya que se devasta el microbioma, tu flora intestinal, que cubre la pared digestiva y es el 70% del sistema inmunológico. El desbalance en la microbiota y la inflamación del sistema digestivo, facilita que virus y bacterias lleguen al torrente sanguíneo.

Los alimentos inflamatorios también generan un PH ácido en el sistema y es el entorno perfecto para que prolifere cualquier organismo patógeno, virus, bacteria, etc.

 

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico?

 

  • Toma responsabilidad del estrés y las emociones

Haz ejercicio, yoga o meditación. Estas prácticas ayudarán a desintoxicar al cuerpo del exceso de hormonas como el cortisol y adrenalina que se producen cuando hay estrés y miedo, también estimulan químicos que relajan y equilibran el sistema nervioso.

Haz un diario de gratitud. Los pensamientos de agradecimiento sobre lo que te rodea, tanto material como espiritual te traen al presente y favorecen tu química interna.

 

  • Cuerpo alcalino y microbioma en balance

Los alimentos que generan un PH alcalino son básicamente frutas y verduras. La clorofila, presente en abundancia en frutas, verduras y hojas verdes, posee un alto potencial alcalinizante.

Incluye en tu alimentación uno o dos jugos verdes al día, hechos con frutas y verduras crudas.

Los alimentos ricos en fibra y múltiples nutrientes como las frutas y verduras, alimentan el microbioma, transformando la pared intestinal a semi-impermeable y así fortaleciendo una parte importante del sistema inmunológico. Esta alimentación también refuerza el 30% del sistema inmunológico de la sangre, los glóbulos blancos.

Un microbioma balanceado, un cuerpo nutrido y un ambiente alcalino es perfecto para evitar que cualquier patógeno se reproduzca y muera.

 

  • Plan de suplementación antiviral

Los médicos de la Sociedad Internacional de Medicina Ortomolecular recomiendan fortalecer el sistema inmunológico en caso de ser necesario con los siguientes suplementos (dosis de adulto):

Vitamina C: 3,000mg diariamente divididos en varias tomas al día

Vitamina D3: 2,000ui diariamente

Magnesio: 400mg diariamente

Zinc: 20mg diariamente

Selenio: 100mcg diariamente

 

Existe una diversidad de plantas medicinales con propiedades antivirales como el ajo, orégano, hoja de olivo, salvia, romero, equinacea, hierbabuena, hinojo, jengibre, diente de león, etc. que se pueden utilizar regularmente en té o se pueden incluir en los platillos de comidas y bebidas diariamente.

 

El cuerpo se adapta a la realidad según las condiciones internas en que se encuentre y esto es debido a las elecciones que tomamos en el día a día. Elige fortalecer tu sistema inmunológico y todo tu ser, elige hacer ejercicio, liberarte del estrés y generar pensamientos de gratitud que te ayuden a estar en un estado de paz y equilibrio.

 

FB Gaby García Salud Holística

Instagram @gabholistica