Tacos al pastor veganos, se convertirán en tus favoritos

         
Por: Mina Albert

Ya desde hace años comencé a implementar el Lunes sin carne, y me cayo tan bien que lo he ido extendiendo y actualmente hago entre semana sin carne, y no la consumo de 4 a 5 días. Esto se dio de manera natural, poco a poco me fui sintiendo mejor y le ha caído tan bien a mi cuerpo que cuando por alguna razón como compromisos familiares o eventos ingiero carne por más de dos días seguidos mi cuerpo lo resiente y me siento un poco pesada o empachada.



 

La creatividad y que tomes riesgos son elementos que tienes que considerar, claro que algunas recetas no me han quedado tan ricas, las comemos pero no están en mi TOP TEN pero hay algunas que no solamente a mí sino que a toda mi familia han cautivado, una de esas son los tacos veganos al pastor con coliflor.

 

Es muy sencillo necesitas:

Coliflor, suficiente para tu familia

Axiote

Chiles rojos, yo uso los que tenga (árbol, huajillo, hasta morita y todos funcionan)

Ajo y cebolla

Sal de grano

Pimienta

Limones

Cebolla

Piña

Cilantro

Aguacate

Tu salsa favorita

 

 

Primero despedazas la coliflor, a mi hija le gusta ponerla en una bolsa gruesa y darle unos golpes así quedan pedazos pequeño. en una olla pones a hervir los chiles rojos y un pedacito de axiote desintegrando mientras se hierve. Una vez que estén cocidos los pones en la licuadora para que se muelan bien. En un parte pones a freír la cebolla y uno o dos dientes de ajo cuando estén acitronados los puedes incorporar con la salsa para darle más sabor o retirarlos y dejar sólo el aceite. En ese aceite echaras los pedacitos de coliflor y dejaras que doren un poco.

Después les pondrás la salsa lentamente mientras los mueves, no le pongas mucha con que se vea un color uniforme es suficiente, no queremos que este caldoso.

Le pones sal y pimienta mientras mueves cada que veas que se están dorando.

Cuando esté la col suave prueba y verifica sazón.

Colócalos en el plato con  cebolla cruda y cilantro finamente picados, pedacito de piña, y complementa con aguacate o tu salsa favorita.

¡Aaahh! Y no olvides limón. Te prometo que los vas a amar.