Tabasco prohíbe también venta de comida chatarra a menores

El Congreso de Tabasco aprobó por 22 votos a favor y 8 en contra modificaciones a sus leyes de Salud, Educación y de Hacienda Municipal que prohíben la venta, distribución, donación, dádiva y suministro de bebidas azucaradas preenvasadas, azucaradas carbonatadas, golosinas y alimentos preparados con predominio de carbohidratos refinados y grasas vegetales que contengan ácidos grasos hidrogenados en su forma trans a menores de edad.

También se prohíbe el expendio o cualquier tipo de distribución de este tipo de productos en centros médicos y educativos. Es decir, tampoco se podrán instalar máquinas expendedoras en escuelas, hospitales, clínicas, centros de salud y consultorios.

La única posibilidad para que menores accedan a la llamada comida chatarra es mediante sus padres, madres o tutores.

De esta forma, Tabasco se convierte en el segundo estado del país, después de Oaxaca, en aprobar este tipo de normativas para tratar de combatir los altos índices de sobrepeso y obesidad que tiene el país que ocupa el primer lugar a nivel mundial con este problema de salud pública.