Sorprende a tus niños con estas propuestas de postres

Los postres fáciles sin horno para niños son una excelente opción para cuando se quiere hacer una comida rápida y nutritiva para los más pequeños de la casa.

Hay muchos postres fáciles sin horno para niños que están a su alcance, los cuales ellos mismos pueden hacer siempre y cuando tengan la supervisión de un adulto.

La cocina es un lugar en donde se ponen a prueba las habilidades motrices y todos los sentidos; el hecho de incluir a los niños en estas actividades puede ayudarlos en su crecimiento. Hacer postres fáciles sin horno para niños es una tarea en la que ellos pueden sentirse protagonistas y aprender cosas que les servirán cuando crezcan.

Además, no solamente está el hecho de que así ayudan en los quehaceres del hogar, sino que también al cocinar junto a sus padres, fortalecen mucho más las relaciones; esto les da la oportunidad de conocerse mejor y de crear lazos mucho más fuertes.

Fuente: Pixabay

Además, cocinar postres no es cosa de un simple antojo dulce, sino que también aporta la carga necesaria de azúcares y energía que el cuerpo necesita luego de una comida completa

Es de gran ayuda completar una comida con un postre, sobre todo en las noches, para que los niños se sientan llenos y no se vean en la necesidad de buscar algo para comer a mitad de la madrugada.

Estos son algunos postres fáciles sin horno para niños que se pueden hacer en poco tiempo y que tendrán un delicioso sabor.

Nieve de plátano

Ingredientes:

  • 3 plátanos.
  • 1/3 taza de jugo de limón.
  • 1/4 taza de jugo de naranja.
  • 1 cucharada de ralladura de naranja.
  • 1 cucharada de ralladura de limón.
  • 1/2 taza de azúcar.
  • Hierbabuena (opcional).

Preparación:

Primero se comienza por cortar los plátanos en rodajas. Después hay que colocarlos en un recipiente de vidrio y agregar el jugo de limón, el jugo de naranja, la ralladura de naranja y la ralladura de limón. Luego se mete en el congelador por una hora.

Tras pasado este tiempo, hay que moler el plátano congelado con el azúcar hasta lograr obtener una mezcla espesa y verter a la misma sobre un recipiente de vidrio. De esta manera, se vuelve a congelar por cuatro horas más.

Para terminar, con una cuchara se sacan las bolitas de nieve, se sirven y para decorar se pueden usar las hojas de hierbabuena.

 

 

Fuente: Unsplash

Gelatina de fresa cremosa

Ingredientes para gelatina de fresa

  • 2 paquetes de gelatina de fresa.
  • 6 tazas de agua hirviendo.
  • 2 tazas de fresas picadas.

Ingredientes para gelatina blanca

  • 3 sobres de grenetina o gelatina en polvo sin sabor (21 gramos).
  • 1 taza de agua.
  • 1 lata de leche evaporada (360 gramos).
  • 1 lata de leche condensada (384 gramos).
  • 1 paquete queso crema (190 gramos).

Preparación

Para hacer la gelatina de fresa hay que mezclarla con el agua hirviendo, vaciarla en moldes rectangulares y refrigerarla por 3 horas o hasta que tenga una consistencia firme. Luego, es preciso cortarla en cubos con un cuchillo y servirla.

Para la gelatina blanca hay que mezclar la grenetina o gelatina sin sabor con el agua fría hasta que no queden grumos. Una vez listo este paso, hay que dejarla reposar 15 minutos y calentarla 30 segundos en el microondas o hasta que se derrita.

Por otro lado, se licua el queso crema, la leche evaporada, la leche condensada y se le agrega grenetina.

Se engrasa un molde con aceite o spray, se vacían unos cubos de gelatina, un poco de fresas picadas, la mezcla de gelatina blanca y se repite este proceso hasta llenar el molde. Otra forma de servirla puede ser en pequeños vasos.

Por último, se refrigera por 5 horas o hasta que esté completamente consistente. Se desmolda y se sirve.

Fuente: Unsplash

 

 

 

 

 

 

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email