¿Son recomendables las cunas de madera?

Cuando un bebé está a meses de llegar al hogar, algo que no puede faltar en una casa es una cuna especialmente si es el primero, por eso, a la hora de buscar donde descansará tu bebé durante sus primeros meses de vida, las cunas de madera son un buen lugar.

La cuna de madera es una opción ideal para que un bebé duerma durante sus primeros años de vida, pueda sentirse cómodo, seguro y, sobre todo, protegido en un espacio que se adapta muy bien a su tamaño.

 



Por otro lado, en éstas cunas podremos encontrar una cama “independiente”, que incluso puede tener ruedas para que la llevemos donde quisiéramos si lo necesitamos, y a la vez las podemos comprar con un mueble modular que lleve cambiador y cajones para de este modo poder aprovecharla mucho mejor.

Fuente: Unsplash

Una cuestión de tradición 

La cuna de madera es un tipo de cuna con años de existencia, uno de los primeros tipos de cuna que existió que continúa siendo por excelencia, una selección funcional tanto de fabricantes como de usuarios, y que con el transcurso de los años han usado un estilo decorativo “vintage” como el más moderno, ya que sus formas y colores se han actualizado constantemente y de hecho, este material es uno de los mejores para este tipo de camas.



Las cunas han sido utilizadas durante años, en principio fabricadas en mimbre y subsecuente en madera, material que se volvió más común y resistente desde la antigüedad y continúa en esta época moderna.

Las cunas de madera son quizás el tipo de cuna más común de entre todas las que podemos encontrar, ya que son resistentes, duraderas y en ellas pueden dormir los bebés hasta que hayan cumplido al menos los dos años.

Fuente: Unsplash

Tipos de cunas

Independientemente de la calidad y el material, hay una cuna que se adecúa a cada familia, por ello y de acuerdo a su diseño y necesidad se dividen en 5 tipos: 

 

  • Cuna estándar: es la cuna tradicional,son seguras, cómodas y resistentes. Algunas cuentan con barandales laterales con bisagras que permiten el fácil acceso al bebé.
  • Cunas de colecho: Esta clase de cunas están diseñadas con un lado descubierto. Se coloca al lado de la cama de sus cuidadores para casi dormir junto a ellos y se utiliza generalmente durante los primeros años de vida.
  • Cunas convertibles: Es una opción versátil conforme va creciendo el niño, transformándose en una cama infantil, diván o cama individual. 
  • Mini cunas: Son cunas de medidas más compactas para espacios reducidos, su ahorro de espacio hace que su funcionalidad a largo plazo sea más limitada.
  • Moisés para bebés: Es una cuna pequeña de tamaño ovalado, su medida no excede el metro, idóneo para los primeros 4 meses de vida del bebé.

 

Fuente: Unsplash

 

Tipos de madera utilizadas

También se pueden encontrar cunas en diferentes tipos de madera, como por ejemplo las cunas en madera maciza, la cual es resistente y bastante económica, pero ten en cuenta que es un poco más sensible al ataque de los insectos. Uno de los materiales más comunes es la madera maciza de pino, su principal ventaja es su color neutro, esto permite que se integre a la perfección con cualquier otra pieza de la habitación de tu bebé, sin importar su material y acabado.

 

También existen cunas fabricadas en maderas nobles, blandas o productos de aglomerado, todas ellas contribuyen a crear ambientes más cálidos y acogedores a la vez que ofrecen más resistencia y durabilidad que las cunas fabricadas con otros materiales.

 



Staff

Staff

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email