¿Somos lo que comemos?…

Existe una estrecha relación, entre la salud intestinal y el buen funcionamiento de la actividad cerebral y neuronal. Esto se debe a que el intestino está conectado con el cerebro. A esta conexión se le conoce como “Eje intestino-cerebro”.



Los nervios que se localizan en nuestro sistema intestinal están conectados al sistema nervioso, y a todas las neuronas que se encuentran en el cerebro, de tal manera que éstos son los encargados de registrar el proceso que se lleva a cabo en nuestro tracto digestivo. Cada nutriente que beneficie a nuestra salud, o sustancia que agreda a la misma, tiene una reacción en nuestro cerebro.

El intestino ayuda a generar moléculas antiinflamatorias así como sustancias relacionadas a la salud psicológica, neurológica del cerebro y por lo tanto, hay un impacto en la situación anímica.

Te invitamos a ver esta sección de “Gota a gota” que Ceci de los Ríos y Tania Arredondo  han preparado para ti que estas interesada en mejorar tu salud integral.

¿Si aún después de verlo te surgen dudas? Da click al nombre de las conductoras y envía la pregunta a sus redes sociales. Ellas te responderán en tu red social.