Sexualidad en el embarazo, mitos y realidades

Andas “ganosa” y tienes dudas sobre hacer el amor durante el embarazo. Tranquila. Mamá Natural te ayuda, para eso estamos. El embarazo es una de las etapas más anecdóticas por las que puede pasar una mujer al ir de la mano con una serie de cambios físicos, psicológicos y por que no, también sexuales. Con el paso de los meses, el miedo porque la actividad amorosa afecte al feto se hace mayor e inevitablemente disminuye.

Por eso, quisimos que nuestros especialistas nos puedan despejar de todas las dudas en torno a este tema para que puedas tener una vida sexual saludable y segura.  



LOS 3 MITOS MÁS COMUNES:

  1. Miedo de dañar el feto: de acuerdo a los ginecólogos de Mamá Natural, el terror de producir un aborto o romper las membranas no podría pasar, ya que el bebé está protegido por el líquido amniótico y las gruesas paredes del útero, que además está sellado por una membrana mucosa que lo protege.  Además, aunque usted no lo crea, se aconseja que la pareja mantenga su sexualidad activa durante todo el embarazo.
  2. Las mujeres pierden la líbido por los cambios hormonales: El ginecólogo explica que esto no es necesariamente verdad, todas las embarazadas tienen distintos deseos y necesidades. “En algunas pacientes se observa el mismo nivel de libido, mientras que en otras aumenta o disminuye. Tiene más relación con factores psicológicos que hormonales, como ocurre en toda la vida” explica el experto.
  3. El embarazo nos protege de enfermedades de transmisión sexual: El especialista aclara que de ninguna manera estar embarazada protege a las mujeres contra las enfermedades de transmisión sexual o bien, de transmitirlas.

El contagio puede afectarnos a nosotras y al bebé.

Lo único que efectivamente ocurre es que una mujer no puede quedar embarazada de nuevo durante el embarazo.



Y una de las dudas que más preguntan las nuevas mamis es: ¿Cuándo debo dejar de tener relaciones en el embarazo?

Nuestro especialista asegura que hasta la semana 36 de un embarazo normal, no existe relación entre el coito y el desencadenamiento prematuro del parto, por eso se puede practicar con normalidad hasta esa fecha. No tengas miedo, tu disfruta de tu pareja y del sexo. Si tienes un embarazo “especial” consulta a tu ginecólogo.



REDACCIÓN MAMÁ NATURAL

REDACCIÓN MAMÁ NATURAL

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email