fbpx
Crianza, Familia, Ser Padres

Ser papá presente y 5 consejos para lograrlo

El ritmo de vida actual, los factores económicos y las oportunidades que se han abierto a nivel profesional para las mujeres han hecho que las familias evolucionen en pro de los hijos. Ser un papá presente así como ser una mamá profesionista son las nuevas piezas que conforman a la familia contemporánea.

Basta con ver una película de los años dorados del cine mexicano para entender porqué ese modelo de familia se extendió hasta principios del milenio. La figura del padre era autoridad absoluta, se le veía con respeto y seamos francos en muchos casos ese respeto venía acompañado de miedo. Pero, así es cómo funcionaba en ese entonces, y la madre tenía mucha responsabilidad en esa fama terrorífica del padre, basta con recordar el “pero ya verás, ahora que llegue tu papá le voy a contar que te portaste mal”, muchas veces sólo era necesario decir esa frase para que los hijos cambiaran su actitud.

 

Como en todo, seguro ese modelo tenía cosas positivas, aunque honestamente creemos que las desventajas tienen más peso. Los padres vivían completamente absorbidos por el trabajo, y las madres por los quehaceres de la casa. Los hijos tenían que cumplir con sus deberes escolares, las tareas del hogar que fuesen asignadas. Sí, es cierto que en muchos casos había más disciplina e innegablemente los hijos obedecían más a los padres, como muchos recordamos nos controlaban con una mirada, pero también crecimos con muchas inseguridades y muchos no pudieron conocer cómo eran realmente sus papás.

 

Los desafíos del milenio nos hicieron voltear la cara a una nueva consciencia, hoy en día tenemos que tomar acciones por y para el planeta. Y la situación económica así como los derechos de la mujer a tener un crecimiento laboral han forzado a las familias a evolucionar en la manera en que interactúan y salen adelante. Junto con la mamá profesionista llegó a la escena, -y nos encanta- el papá presente.

 

El papá presente es este papá moderno, sensible y comprometido que se involucra en la crianza desde el momento en que sabe que su bebé está en camino. Hay que puntualizar que no se trata de un sustituto de la figura materna, es un complemento en el que se dividen las obligaciones y responsabilidades económicas de la casa, y por supuesto los cuidados y atenciones para con los hijos.

 

El papá presente sabe combinar su vida profesional con las juntas o festivales de la escuela. Sabe cómo preparar un banquete con Play-doh, sabe cuál es la princesa o súper héroe favorito de sus hijos. Sabe cuál es la canción que más escuchan sus pequeños y está preparado para reaccionar ante cualquier contingencia.

 

Está ahí, no es una figura mitológica sentada en el sofá leyendo el periódico que es omnipotente. Un papá presente se cansa, se equivoca y aprende junto con sus hijos. Él pudo presenciar las primeras palabras, aprendió a cambiar pañales y camino a lado de mamá y de los pequeños cada paso durante su crecimiento.

 

Claro que este modelo de familia está en desarrollo, en plena evolución y en el ínter no todo ha sido miel sobre hojuelas. Los tabúes y estereotipos sociales no nos han facilitado el proceso. Pero eso sí ha habido muchas ganancias.

 

Lo primero y que nos parece importante destacar es que ahora comprendemos y le damos peso a las emociones antes que a las habilidades. Un niño o niña seguro de sí mismo desarrollará en automático sus talentos y habilidades. La autoestima e inteligencia emocional de nuestros pequeños son la prioridad, antes que las matemáticas o la ciencia.

 

La mayoría de los papás conscientes integran estos 5 consejos en su vida familiar:

 

  1. Más vale calidad que cantidad, se trata de pasar 30 minutos o una hora con tus hijos, pero de manera absoluta y respetuosa, dejando en un cajón el celular o la tableta, escuchando con total atención lo que tengan que decirte y contestando sus preguntas.
  2. Involúcrate desde el principio, muchos papás le temen a sus esposas durante el embarazo, bueno no a sus esposas sino a las hormonas de sus esposas, pero si se informan y están durante el proceso pueden desarrollar la habilidad de acompañar y disfrutar del embarazo. Está comprobado que las mujeres embarazadas que se sienten acompañadas durante el proceso son menos susceptibles a cambios de humor o altibajos emocionales.
  3. Se vale preguntar, infórmate. Hay muchas cosas que desconocemos y la mejor manera de recibir la paternidad es estando informados, acércate a otros padres de familia, o pregúntale al médico o doula de tu esposa lo que necesites saber.
  4. Organiza tu tiempo, si tus hijos ya van a la escuela pide una copia del calendario o cronograma de actividades escolares y elige las actividades en donde puedas participar para que puedas avisar en tu trabajo y disponer de ese tiempo.
  5. Tiempo en casa sin mamá, busca estar en casa con tus hijos mientras tu esposa va al salón de belleza, a tomar un café con sus amigas o al gym. Y hazlo de manera frecuente esto ayudará a fortalecer tu vínculo emocional con ellos y podrán construir increíbles momentos juntos.

 

Un padre presente fortalece ese código ético que será la base para que los pequeños se porten bien. Los hijos saben que papá y mamá por igual los cuidan y trabajan para que todos como familia estén bien. Eso ayuda a que ambas figuras tengan la misma presencia para que los hijos se sientan amados, cuidados y guiados. Ser un papá presente no sólo es una moda es el futuro y llego para quedarse.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA