¿Qué tés existen para aumentar la lactancia materna?

Ante una madre con baja producción de leche se recomienda evaluar la técnica de lactancia y aumentar la frecuencia de las tomas, favorecer el contacto piel con piel y la autoconfianza; recordemos que la inmensa mayoría de las madres son capaces de amamantar a sus bebés.

Manzanilla

Se emplea ampliamente como antiespasmódico, digestivo y antiinflamatorio; no se tienen pruebas de que sea efectiva como galactogogo, tan sólo existe alguna publicación anecdótica. Alguno de sus componentes parece pasar a la leche materna pero no hay datos de toxicidad, por lo que su consumo moderado se considera seguro durante la lactancia.



Si tomamos infusiones de hierbas, ¿qué precauciones debemos tomar?

  • Consultar su compatibilidad con la lactancia materna.
  • No tomar en exceso. Muchas infusiones son seguras en dosis bajas pero pueden resultar tóxicas si ingerimos grandes cantidades. Lo “natural” ni siempre es inocuo
  • Si estamos tomando alguna medicación, asegurarnos de que la planta no interfiere con ella. Varios productos herbales aumentan los niveles de anticoagulantes como la warfarina o la heparina.
  • Usar una fuente fiable; a veces se confunde una planta con otra con propiedades tóxicas.

Fuente: Bebés y más