Photo by L N on Unsplash

Qué hacer si alguien en mi familia tiene COVID-19

Muchos estamos tomando todas las precauciones y siguiendo las recomendaciones para mantenernos y mantener a nuestra familia a salvo durante este periodo de cuarentena. Pero, qué pasa si pese a todo lo que hiciste algún miembro de tu familia ha sido diagnosticado con COVID-19 y lo mandan a reposar en casa.

Lo primero que hay que hacer es guardar la calma, si los médicos lo han enviado a casa es porque los síntomas de la enfermedad son leves, y lo único que necesitan hacer es seguir al pie de la letra las recomendaciones.



Pero, ¿y el resto de mi familia, cómo puedo protegerlos?

Habrá que preparar o acondicionar un espacio exclusivo para el o la integrante que sea portador de la enfermedad, si te es posible acomódalos en una habitación que tenga su propio baño, o asignen un baño de la casa para uso exclusivo de él o ella.

Hay que apartar también un juego  completo de utensilios de cocina, su vaso, plato, cubiertos, etc., estos serán solamente usados por él o ella, al terminar hay que lavarlos inmediatamente también se recomienda que uses una esponja exclusiva para lavarlos que no entre en contacto con el jabón o trastes de los demás. Para extremar precauciones puedes poner la loza unos segundos 10-15 en el microondas -cuando aún están húmedos- y los cubiertos puedes hervirlos por unos minutos. Usa únicamente loza de vidrio, cerámica y cubiertos metálicos, el plástico y acero inoxidable NO son opción ya que el virus puede permanecer en estos materiales hasta 3 o 4 días.

Lo mismo aplica para ropa de cama y toalla, cuando tengan contacto con él o ella pídanle se coloque su cubreboca antes de entrar a la habitación y los demás deberían entrar con cubrebocas y guantes desechables procurando no tocar nada o sólo recoger sus utensilios y guardar una distancia mínima de 1.50mts.

La habitación especial debe estar bien ventilada y permanecer con la puerta cerrada. Especialmente si en la casa hay pequeños que quieran entrar. La basura se debe sacar dos o tres veces al día, pañuelos o servilletas, y llevarla fuera de la casa inmediatamente, de preferencia ponla en doble bolsa.

Ahora, hay casas que solo cuentan con un baño, en este caso hay que invertir mucho tiempo a desinfectar el baño después de que el paciente entra. Si tienes un desinfectante, úsalo en todas las superficies, usa toallas de papel esos días para secarse las manos, y quita los tapetes o cualquier tela o utensilio que no sea necesario, solo deja lo indispensable, asigna un papel higiénico para él o ella que pueda manipular y ustedes usen otro.

El alcohol y el cloro rebajados con agua te pueden ayudar a que tu baño quede desinfectado, además usa constantemente gel antibacterial especialmente cuando entres en contacto con utensilios o espacios donde se encuentre el paciente. Recuerden evitar al máximo llevarse las manos a la cara, y de preferencia que solamente una persona esté al pendiente de nuestro familiar enfermo.

Respecto a su ropa, hay que lavarla por separado, secarla en secadora es lo más recomendable, pero si esto no es posible con dejarla secar al sol es suficiente, al doblarla o manipularla hay que usar guantes desechables tanto antes como después de lavarla y llevarla directo al cuarto que acondicionamos.

Otro escenario, que pasa si por la cantidad de miembros que viven en mi casa, es muy difícil dejarle una habitación solo para él o ella, en este caso hay que asignarle un espacio que se encuentre cerca de una ventana para que puedan ventilar constantemente, pon limites o señala donde empieza y termina este espacio que lo mantenga mínimo a 2.5 metros de distancia de los demás integrantes. Hay que pedirle que sea muy cuidadoso al toser o estornudar, aquí igual que en caso del baño, hay que extremar los esfuerzos para limpiar y desinfectar.

En todos lo casos es importante que los demás miembros de la familia consuman alimentos y suplementos que refuercen su sistema inmunológico, juntos saldrán adelante de esta y todas las situaciones que se presenten, si tienes dudas recuerda consultar a tu médico o cualquiera de los servicios de atención que estén disponibles en tu localidad.

En el siguiente link del portal oficial de UNICEF hay información valiosa para todos los padres de familia.