¿Qué hacer con las rozaduras en los bebés?

La dentición puede ser una de las razones por las que las rozaduras se vuelven tan severas. Es común que los bebés sufran de diarrea o evacuaciones irregulares durante este periodo.

Cuando las pompis entran en contacto con la orina y las heces pueden aparecer rozaduras. Por lo tanto, aunque técnicamente no es la dentición lo que causa la irritación, las heces desagradables lo harán.



La piel de recién nacido es mucho más delgada que la de los adultos y por lo tanto no es sorprendente que pueda reaccionar tan fácilmente. Cualquier cosa que toque su piel puede ser un irritante potencial, desde toallitas húmedas hasta pañales.

Proteger de las rozaduras

Hay varias formas de proteger a tu pequeño de las rozaduras. Lo primero que debes hacer es dejar que tu bebé tenga un poco de tiempo libre de pañales. Asegúrate de cambiar los pañales con frecuencia ya que la orina y heces irritan su piel.

Recuerda evitar el uso de productos con perfumes o irritantes y cuando limpies la piel usa agua y algodón o puedes probar toallitas húmedas para bebé.

Aplicar una pomada protectora contra rozaduras como Bepanthen antes de poner un pañal nuevo puede ayudar realmente a proteger la piel de tu bebé de rozaduras. Se recomienda aplicar una fina capa de esta pomada en sus pompis por la noche ya que es cuando pasa mayor tiempo utilizando el pañal.

Fuente: Bepanthen