¿Qué es la lactancia seca?

La lactancia seca no es más que succionar del pecho sin que en su interior haya leche o que haya muy poca. Y es que no solemos dudar de ofrecer un chupete al bebé, pero sí dudamos que sea adecuado que un bebé tome teta sin que haya leche.

El chupete es un mal sustituto de una madre, puede confundir la succión del bebé, causa sensación de saciedad, lo que puede hacer que los bebés coman menos, modifica las estructuras orales si es usado de manera indiscriminada.



¿Succionar el pecho vacío?

A los bebés les gusta comer, pero les gusta más succionar, si succionan el pecho de mamá reciben extras en compensación: calor, caricias, besos, canciones.

Durante el embarazo la producción disminuye hasta casi desaparecer, muchos niños siguen succionando sin apenas tomar unas gotitas de leche al día. Este tipo de lactancia, al menos durante una temporada, es lactancia seca.

Si no tenemos miedo o dudas al ofrecer un chupete a un bebé, no nos debería dar miedo ofrecer un pecho. Sin duda hay un tabú en la acción de ofrecer el pecho materno a un niño que no mama, tan solo debemos recordar que el pecho es el instrumento diseñado para ofrecer al bebé alimentación y confort.

Fuente: LactApp