Por un consumo libre de mercadotecnia engañosa

         
Por: Mina Albert

Durante los ochentas los anuncios que más se veían en televisión en el horario estelar eran los de cigarros o bebidas alcohólicas, por lo general, siempre se trataba de gente muy atractiva en optimas condiciones físicas disfrutando de una fiesta o escenario hermoso, y quieras que no, entre lineas el mensaje que nos estaban mandando es que si fumabas eras atractivo o la ibas a pasar muy bien. Es por esto y por muchas otras razones de importante índole que los anuncios en televisión de tabaco se restringieron desde el 2013.



Algo muy similar estamos viviendo hoy en día, el 28 de Marzo se publicó una actualización en el Diario Oficial de la Federación respecto a la NOM-51 sobre el etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas. La cual indica que todos los productos que contengan uno o más sellos de advertencia sobre grasas saturadas, azúcares altas o edulcorantes no podrán tener personajes infantiles en las etiquetas.

Esto es justo y necesario porque nuestros hijos al ir a la tienda muchas veces eligen una golosina o botana por lo vistoso de su empaque o por lo simpático del personaje que lo representa. Sin advertirnos que el consumo de esos productos puede afectar su salud, especialmente si no se consume con moderación.

Un consumo responsable debe ir acompañado de un comercio honesto para que realmente funcione y podamos llevar a nuestra casa las mejores opciones de acuerdo a nuestras necesidades e intereses.

También se restringió el uso de estos personajes en sus campañas publicitarias, las cuales tampoco podrán usar celebridades, deportistas o bien personajes de videojuegos o franquicias.

¿Qué productos podrán hacer uso de estos personajes? Aquellos que no dañen la salud de tu familia. Recordemos que el 35.6% de población de 5 a 11 años sufre obesidad o sobrepeso.