Obstrucción del conducto lacrimal en bebés y niños

A muchos bebés en los primeros días y meses de vida se les forman lagañas en los ojos y/o les lloran con facilidad. Algunas personas asumen que son reacciones alérgicas al ambiente o que se trata de conjuntivitis. En muchos de los casos la explicación es una obstrucción del conducto lacrimal. Esto no es sencillo de detectar y a los padres y madres primerizos les cuesta mas trabajo, generalmente se diagnostica cuando el conducto ya está severamente obstruido o tapado.

Al nacer, a algunos recién nacidos, sobre todo en los hospitales se les ponen gotas de antibióticos en los ojos para evitar alguna infección que venga del canal de parto o del ambiente.



El dato mas detectable es que los bebés amanecen con los ojos pegados o cerrados por las lagañas.

En esos casos hay que diferenciar distintas situaciones:

  • Puede levantarse con el ojo pegado, pero sin secreción.

  • Puede hacerlo con el ojo pegado y secreción.

Y al abrirle el ojo, tras limpiarle la secreción si la tiene, podemos ver:

  • Que tenga la conjuntiva (el blanco del ojo) irritada.

  • O que no la tenga irritada, aunque el ojo le llore.

Hay dos causas posibles para todo esto pero que pueden diferenciarse con facilidad:

– Obstrucción del conducto lacrimal. El ojo puede estar pegado, a veces con secreción y puede llorarle con facilidad, pero el blanco del ojo no está irritado.

– Conjuntivitis. El ojo suele estar pegado y con secreción, y al abrirlo tiene el blanco del ojo irritado.

Obstrucción del conducto lacrimal

El conducto lacrimal es muy fino, y en los bebés más. Muchos nacen con uno o los dos taponados. El ojo le llora todos los días.

Otros no lo tienen totalmente taponado, pero es estrecho y se atasca con facilidad. El ojo le llora con frecuencia, pero no todos los días.

Suele mejorar poco a poco, y la mayoría lo tienen ya abierto antes de los 4 meses.

Pero si vemos que pasa el tiempo y para los 4-6 meses no mejora, conviene que lo vea el oftalmólogo, por si tienen que abrírselo.

Mientras tanto para intentar que el conducto lacrimal se vaya abriendo solo y evitar que se infecte:

  • Cuando tiene secreción al levantarse, échale un poco de suero, deja que se ablande y límpiala con una gasa húmeda. Intenta no frotar demasiado.
  • Parece que dar masajes en el huequecito que hay entre el ojo y la nariz puede ayudar a que el conducto lacrimal se abra o no se tape, debe ser un masaje sutil y suave solo para estimular la zona.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación del blanco del ojo (conjuntiva).

Puede aparecer como parte de un catarro en el que además de producir moco en la nariz, se irrita el ojo. A veces el mismo moco del catarro sube por el conducto lacrimal hacia el ojo.

En cualquier caso la recomendación es que el bebé sea revisado y correctamente diagnosticado por un especialista y en caso necesario usar los medicamentos adecuados bajo prescripción médica. No es recomendable usar infusiones de ninguna planta porque si existe infección y el agua estuviera contaminada puede complicar el cuadro. tampoco uses medicamentos para adultos o por recomendación de amigos y conocidos. El médico es el único capacitado para prescribir medicamentos.

Fuente y desarrollo: Mipediatraonline / 

También puedes leer:  

Espirulina, propiedades y beneficios de su consumo

Lo que los demás piensan de ti refleja quiénes son ellos, no quién eres tú