Mi ritual de bienestar

Al igual que tú durante estos días mi vida se ha visto modificada, algunas cosas, la mayoría para bien, pero otras me han desafiado a nivel personal y profesional, y para serte honesta hay momentos en que me siento muy cansada.

He utilizado varias herramientas para organizar mi tiempo, y sigo las recomendaciones que ya todos sabemos, hago ejercicio, me relajo por las noches, y mantengo mi espíritu positivo, pero hay cosas que de pronto contaminan mi ambiente y estoy segura que más de una también te resta paz.



La primera es la incertidumbre, el hecho de no saber con certeza cuanto tiempo durará esta situación o que viene después, la segunda son las noticias, cuando busco respuestas a esas preguntas lo que hago es ver algún noticiero, lamentablemente lejos de tranquilizarme tiene un efecto contrario.

Por eso decidí desde hoy sumar dos cosas más a mi ritual de bienestar, si aún no tienes el tuyo se trata de hacer todos los días por mínimo 15 minutos algo que te relaja, puedes meditar, prepararte un té y leer, escuchar música, ponerte una mascarilla, solo tú sabes que es lo que te lleva a ese lugar feliz de tu mente.

Después de hacer mi ritual de bienestar, voy a pensar en todo lo que agradezco, y pedirle a Dios, el Universo o la energía en la que tú creas por todos, sí por TODOS los seres vivos de este planeta. También haré un detox de noticias, sólo buscaré el resumen en alguno de los noticieros que me gustan. Cuando me sienta insegura o ansiosa voy a hablarle a mi papá o mejor amiga o a ese familiar que siempre sabe que decirme, tú hazlo también y le dire cuanto lo amo y lo importante que es en mi vida.

Es un periodo para conectarnos con nosotros mismos, con nuestra familia, con nuestros sueños, para construir lo que siempre quisimos pero nunca tuvimos tiempo para hacer. Es una pausa productiva para tomar consciencia. Hagamos de este tiempo el antes y el después de un mejor mañana.