¿Me puedo pintar el cabello si estoy amamantando?

Teñirse el cabello es algo que hacemos desde hace miles de años, los egipcios ya cambiaban la coloración de su pelo con diferentes sustancias y, a lo largo de los años, las mujeres y los hombres los han usado para modificar su aspecto.

Los tintes que usamos actualmente están compuestos por diversas sustancias que, en la mayoría de casos, no suponen un peligro ni para la madre ni para el bebé. Sus componentes no pasan a la sangre y, por tanto, no se eliminan en la leche. Son compatibles con la lactancia. Siempre que tengamos dudas sobre si podemos consumir cualquier producto por miedo a que pueda pasar a la leche y hacer daño al bebé, puedes consultar con el pediatra.



Consejos para teñirse el pelo durante la lactancia materna

Como cualquier tratamiento o intervención, siempre es recomendable seguir las normas de seguridad en su uso, tanto si lo haces en casa como si te lo aplican en la peluquería.

1. Evita el contacto directo con el bebé

2. No lleves al bebé a la peluquería

3. Haz una prueba de sensibilidad, en una pequeña parte del cuero cabelludo.

No temas hacerte un retoque en el pelo si lo necesitas, porque con unas mínimas medidas de seguridad, no pondrás en riesgo tu salud ni la salud de tu bebé.

Fuente: Guiainfantil