Mamás que emprenden proyectos con valor

Yo soy Marlene, una mamá que, como tú, quiere siempre lo mejor para sus hijos.

Tengo 2 niños de 5 años y una bebita no tan bebé de 2. Desde que me convertí en mamá, siento una gran responsabilidad por hacer lo mejor posible al educar a mis pequeños. Soy muy creyente de seguir tu instinto como mamá, pero creo que mientras mas información tengas, mas tranquila estarás de seguir ese instinto. Así que, embarazada, comencé mi primer libro de “parenting”.



Me di cuenta de lo mucho que me ayudaba tener esos pequeños consejos de expertos a la hora de tomar decisiones para mi familia, así que entre libros y cursos comencé a tratar de aprender lo mas posible sobre cómo ser la mamá que en mi mente tenía muy claro que quería ser.

 

Van creciendo mis hijos y van creciendo mis ganas de formarlos en valores, pues creo firmemente que su felicidad, y seguridad en ellos mismos reside en una formación en valores. Pero me topo con el ¿cómo?  ¿Cómo enseñas a niños tan chiquitos, algo tan abstracto como honestidad o resiliencia? Pues no pueden verlo, ni tocarlo. Busqué a mis aliados los libros y me encantó lo que aprendí:  -TRABAJA UN VALOR AL MES- enfócate en trabajarlo constantemente por un mes, aprender un valor es como practicar un deporte, debemos ser constantes y los niños prefieren aprender jugando, pues es mucho más divertido que recibir una larga cátedra de lo que deben hacer.

 

Así fue como ayudándome de lo que mas me gusta hacer (el arte) comencé a hacerles actividades en torno a un valor en específico cada mes. Comencé a hacerlo para ellos y me di cuenta que lo disfrutaban tanto como yo! Trabajar en nuestra “cajita Kri-Kit” aunque en ese momento no la llamábamos así, era tan divertido y especial para ellos como lo era para mi. ¡Así que decidí contarles a mis amigas y empezar a ofrecerlo para sus hijos!

Empecé a recibir fotos de los hijos de mis amigas haciendo las actividades y ver sus caritas emocionad@s y sintiéndose orgullos@s de sí mismos por haber aprendido algo me hacía sentir mariposas en el estómago.

La idea comenzó a dar vueltas en mi cabeza.

¿Cómo puedo hacer esto para más familias? ¿Como puedo llegar a más niños y ayudar a papás que como yo, quieren hacerlo, pero no saben como?

 

Mi parte favorita sigue siendo ver las caritas de los niños divertidos aprendiendo, pero debo confesar que me encanta también lo mucho que estoy aprendiendo yo también. Cada mes la cajita está diseñada de la mano de expertos que dan todos sus consejos para que los niños mientras juegan, casi sin darse cuenta aprendan sobre valores.

 

Las actividades de Kri-Kit son mucho mas que solo arte o manualidades o juegos. Fortalecen vínculos y crean momentos de conexión y abren canales de comunicación en la familia, ¡todo importantísimo para educar niños fuertes, exitosos y felices!

 

Te invito a conocer más sobre Kri-Kit. Sigue nuestras redes y visita nuestra página, estoy segura que será un complemento increíble para la formación de tus pequeñines.

Deja un comentario