Mamá está de viaje

Una de las cosas más difíciles de llevar para hijos y padres es cuando salimos de viaje, para mi, esta es la primera vez que yo salgo, sola y son doce días… Iam tiene dos años y seis meses y siento que es un gran momento para esta experiencia que marcará su individualidad…



Tres días antes hable con él, luego dos días antes, luego uno, me llevaron al aeropuerto mis Papás, mi Esposo y por supuesto Él!!! (es decir, fiesta) Me despidió con un pucherito que casi me quedo, pero su seguridad, su firmeza a pesar de que no le gustaba la idea, su certeza me empujaron a la sala de abordar… Hemos creado un niño sano emocionalmente, con una independencia para Oscar, sabe cuál es su lugar en su propio mundo y en el mundo de los que le amamos, y no puedo estar más orgullosa de la crianza con apego, de la lactancia prolongada, de haber hecho las cosas de forma tan natural pues el resultado es evidente y es por demás positivo!!!

Sin embargo quise dejarle algo que pudiera darle una referencia de tiempo para que sepa cuando me fui, cuanto me falta para regresar y donde estoy, y que estoy feliz pues estoy haciendo realidad mis sueños y creo que para nuestros hijos es indispensable en su feliz desarrollo tener padres felices…

Así juntos pegamos un papel blando en su pared, un mapa de Sudamérica y yo le escribí mensajitos, además de dibujar un calendario con las fechas especificas, osea los doce cuadritos, y en qué lugar estaría cada uno de esos días, luego le deje estampas que irá pegando con Papa día a día para dejar atrás los que ya pasaron y saber cuántos más faltan… Creo que cada Mamá puede crear sus propios calendarios, que embonen con sus propias actividades y así dar certeza a sus hijos pues la seguridad es también felicidad. 

Besoooooos grandeeees desde Perú en tránsito a Bolivia: desde Sudamérica seguimos en contacto…

 

Amoooooooooooooooooooooooooooooooor,

 

Claudia Lizaldi