Mamá: el amor más puro en el mundo animal

         
Por: Earthgonomic

En la naturaleza tenemos muchos ejemplos del más sincero amor. Mamá: el amor más puro en el mundo animal. El amor de una madre por su hijo no tiene límites y se demuestra de diferentes formas.



Se pueden observar momentos en los cuales resalta ese amor incondicional de una madre por su cría. El instinto maternal es primordial para cualquier madre y en el reino animal es la base para propiciar el cuidado, enseñanza y alimentación de sus crías; todo esfuerzo para la supervivencia de sus hijos ante un ambiente hostil.

A continuación te presentamos a mamás animales extraordinarias, ejemplo del más abnegado instinto animal:

Elefante

La madre elefante es la número uno de todas las madres. Tiene un embarazo de 22 meses, el más largo  entre todos los mamíferos y da a luz a la cría más grande la naturaleza, que llega a pesar unos 90 kilos al nacimiento. Las crías nacen ciegas y dependen completamente de ella para movilizarse y descubrir su entorno. Si un elefante hembra llega a perder su cría jamás supera el dolor.

El orangután

La madre orangután es la más paciente, pasa casi toda su vida en lo alto de los árboles, donde construye un nido de ramas y follaje cada noche. Jamás se separa de sus bebés y los asiste hasta que alcanzan la edad de 6 o 7 años, siendo esta la más larga dependencia de cualquier animal en la Tierra.

Cálao de Sulawesi



La ave Cálao de Sulawesi es una ave de gran pico que vive en la isla de Indonesia de Sulawesi. Sus nidos los hace en los agujeros de los árboles y sus huevos son el alimento favorito de los lagartos, de modo que reducen la entrada a sus nidos con un sus heces para evitar a estos depredadores. La mamá Cálao permanece adentro durante el periodo de incubación de 2 meses, soportando el mal olor y sin alimento.

Pulpo

Si se trata de tener hijos, el pulpo hembra no se anda con rodeos ya que deposita entre 50 a 200 mil huevos. Estos tardan unos 40 días para desarrollarse y la madre permanece cerca de ellos todo el tiempo, protegiéndolos de los depredadores, mientras que sopla suavemente corrientes de agua sobre los huevos para suministrarles oxígeno. En ese tiempo nunca abandona su puesto por lo que no se alimenta, hay ocasiones que consume alguno de sus tentáculos para subsistir,  después de la eclosión, en la mayoría, de los casos muere.

Oso Polar



Las hembras de oso polar son madres solteras. Da a luz en el  invierno y cava un refugio en el hielo, donde permanece con sus hijos los primeros meses de vida allí, alimentándolos de leche materna. En ese tiempo no sale a cazar por lo que no se alimenta.

Si has tenido la fortuna de vivir la experiencia del embarazo, el parto y cuidado de tus pequeños, recordarás millones de momentos llenos de amor que han compartido. El amor de una madre es el más grande de los regalos de la naturaleza, así que disfrútalo al máximo.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic