Los cuidados que todo recién nacido debe tener

Saber cuáles son los cuidados inmediatos del recién nacido es indispensable para tratar correctamente al bebé en sus primeras horas de vida, y así evitar cualquier tipo de complicaciones.

 



Si bien, los cuidados inmediatos del recién nacido se refieren específicamente a la atención que se le brinda al nacer, es crucial estar atentos a todas las señales durante las primeras 24 horas de vida porque serán muy importantes.

Descubre aquí los consejos sobre cómo protegerte fuera de casa  para estar siempre seguros.

Conociendo los cuidados del recién nacido

 

Cuando un bebé nace se expone a un mundo nuevo en el que tiene que aprender a sobrevivir. Sin embargo, necesitará ayuda para lograrlo.

 

Los primeros cuidados del recién nacido son aquellos que se le dan al bebé desde el momento que sus pulmones se llenan de aire por primera vez, hasta cuando tienen el primer contacto con la mamá y se prenden al pecho.

 

Ni bien sale al mundo exterior, y una vez que haya roto en llanto, se le limpian las flemas y los mocos para ayudarlo a dar sus primeras bocanadas de aire. El siguiente paso, es cortar el cordón umbilical que une a la madre con el recién nacido. Esto lo puede hacer el médico, la enfermera y, en algunos casos, el padre.

 

Una vez que el bebé sea separado de la madre, el hospital los identifica con una pulsera para trasladarlo a los controles de rutina. Allí se checa el tono muscular, el esfuerzo respiratorio, la frecuencia cardiaca, la respuesta a los estímulos externos y la coloración de la piel. Y, para finalizar, se lo pesa y mide y se toman las medidas del perímetro cefálico.

 

Hay que controlar desarrollo mes a mes

 

Los cuidados inmediatos de los recién nacidos son los que se mencionan anteriormente. Son cruciales para verificar que los bebés se encuentren en perfecto estado y quedarse tranquilos.

 

Sin embargo, los chequeos no terminan ahí: una vez que el bebé recibe el alta del hospital, durante todos los primeros meses deberá acudir a controles mensuales, para llevar un seguimiento sobre su desarrollo.

 

Durante los primeros meses de vida se le deberán hacer estudios de ojos, oídos y en la cadera para ver si se desarrollaron correctamente durante el embarazo. En el caso de detectar algún inconveniente, es crucial que sea en esta etapa para ayudar al bebé a corregirlo con el tratamiento adecuado.

 

En cuanto a la alimentación, los primeros meses solamente recibirán los nutrientes a través de la leche materna o leche de fórmula. Al cumplir los seis meses o cuando el bebé logre sentarse, se podrá dar inicio a la alimentación complementaria, en donde se le empiezan a presentar alimentos sólidos poco a poco. Es fundamental que el pediatra acompañe todo este proceso, para saber qué alimentos se pueden ofrecer.

 

Al llegar al año, si todo el desarrollo se ha dado como lo esperado, los controles médicos comenzarán a ser más esporádicos.

 

 

La importancia de recibir todos los cuidados

 

Es crucial que todos los bebés reciban el cuidado y los tratamientos necesarios desde el momento que llegan a este mundo. Detectar una enfermedad, mal desarrollo o algo que no esté del todo bien a tiempo es crucial para brindarles un mejor estilo de vida.

 

IMÁGENES: UNSPLASH