Los beneficios de las semillas germinadas, ¡te sorprenderás!

         
Por: Earthgonomic

Sin duda el comer de forma sana es algo que tratamos de hacer cada día y más cuando ya dependen de nosotros otros seres a los que queremos darles lo mejor.

La mayoría de las semillas, legumbres y granos tienen enormes ventajas nutricionales para el ser humano, por ello el comer los pequeños brotes de una semilla o grano, en vez de un alimento en su forma original, trae muchísimas ventajas.

Sin embargo, estos nutrientes se encuentran celosamente encerradas por una serie de químicos que protegen a la semilla de sus depredadores y de una germinación prematura, además actúan como inhibidores de enzimas, lo que hace que cuando consumimos el alimento la cantidad de nutrientes es menor.

Durante la germinación, la semilla neutraliza el ácido fítico y los inhibidores de enzimas presentes en los granos y legumbres, facilitando la absorción de calcio, magnesio, hierro, cobre y zinc. Además, produce Vitamina C, aumenta el contenido de Vitamina B e incrementa el caroteno.

Los granos y las legumbres se consideran más ácidos que los vegetales y las frutas, no obstante al comerlos en forma de brote se asemejan más a los vegetales porque son más alcalinos.

Por si fuera poco, los alimentos germinados motivan la producción de bacterias saludables que ayudan a nuestra digestión, aumentan nuestras defensas y mejoran nuestra salud.

El germinar semillas, legumbres y granos en casa es algo muy fácil y que no requiere de mayor esfuerzo.

Todo empieza con el remojo de las semillas, ya que ahí es donde se pierden los inhibidores nutricionales y sustancias tóxicas, dándole un sabor mejor.

Lo que necesitas es un recipiente de plástico o vidrio con tapa. En seguida coloca un papel de cocina en la parte inferior del recipiente, añade agua hasta que el papel esté completamente húmedo pero que no haya charcos de agua. Vierte dentro las semillas en grupos sobre el papel mojado, tápalos con una tela. Asegúrate de que estén a temperatura templada. Si vas a hacer de varios tipos marca el recipiente para identificar de qué semillas son.

Observa tus semillas con frecuencia ya que si se secan pueden pudrirse. Cuando observes que les brota un poco la raíz sepáralas del papel con un palillo y lávalas con cuidado y sin secar cámbialas a otro frasco, así seguirá creciendo la raíz.

Cuando ya obtengas tus brotes pueden consumirlos en ensaladas, batidos, jugos, como snack, de todas las formas que se te pueda ocurrir.

Recuerda que lo mejor para el ser humano es el estar en armonía con la naturaleza, ¡Inténtalo y comparte tus resultados con nosotros.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic