Límites, la mejor manera de demostrar amor

Se considera como una etapa fundamental para establecer límites a los niños desde los primeros meses de vida, hasta los 5 años de edad, ya que les ayuda a favorecer su desarrollo integral y habilidades cognitivas.

Es muy importante, que los niños aprendan hasta donde pueden llegar en la relación con sus padres, con sus iguales, en la casa, en la escuela y en todo contexto o situación que los rodea. Dentro de las etapas de desarrollo, es esperado que pongan a prueba los límites y a los adultos. Conforme van creciendo, van a ir adquiriendo nuevas maneras de buscar la manera de “romper el límite o conseguir lo que quieren”, ya que van teniendo más capacidad de pensamiento, de ahí la importancia de que desde que son pequeños iniciemos a establecerlos. 

Hay una frase que dice: si a hablar, te enseño, si a caminar, te enseño, cuando te portas “mal”, ¿te castigo? Y al analizarla, lo que podemos aprender es que al igual que se enseña a caminar, a hablar, a jugar, etc, también se enseña la conducta y eso implica el establecer límites. Estoy segura que todos hemos visto en algún momento una situación en la cuál, llegamos a pensar: “le hacen falta límites” o incluso en adultos “de niño le hicieron falta”, pero para la gran mayoría de los padres no resulta fácil, necesitan un equipo de apoyo y en lugar de juzgar, debemos considerar que si están marcando un límite, el criticar no sirve de nada y que al llevarles la contraria, al unico que está afectando a corto y largo plazo, es al niño. Lo que debemos de hacer es apoyar, ensayar, repetir, a través de la prueba y error, los niños aprenden. Los limites se pueden imaginar como un molde que sirve para contener el espacio donde los niños crecen, lo que les da tranquilidad, confianza y favorece el aprendizaje, por lo que tenemos que ser firmes para que se cumplan, estemos donde estemos, seamos quien seamos y nunca llegar o permitir a la violencia. 

Hoy en día, se puede encontrar muchas corrientes, métodos de crianza y educación. Cada quien, como madre o padre, tiene la libertad de decidir cuál va a tomar para sus hijos, sin embargo, sin importar cual se elija todos los niños necesitan límites. 

El poner límites no nos hace malos, no los trauman, no sientan culpa al ponerlos, lo que les están dando son pautas positivas y negativas por su propio bien, considerando que por más que se quiera, no siempre uno estará a su lado para cuidarlo o protegerlo, también es importante considerar que el mundo y la sociedad tiene normas y en caso de no cumplir con ellas se tendrán consecuencias ante sus actos. 

Los principales problemas o dificultades al establecer límites son: 

· Ceder ante la consecuencia que uno propio ya estableció. 

· La familia extendida, como abuelos, tíos o primos, no apoyan a los padres a que los límites se cumplan. 

· Falta de firmeza, paciencia y constancia. 

· No mantener una rutina ni crear hábitos. 

· Iniciar a establecer límites, ya que los berrinches empiezan a salirse de control, o que son muy constantes. 

· Querer establecer límites fuera de casa.

· Sentir culpa. 

· Considerar que establecer límites, implica violencia, en cualquier grado. 

· No ser coherente con las consecuencias positivas o negativas. 

· Utilizar y abusar de los premios o castigos, ejemplo: si te portas bien, cuando salgamos te compro un dulce. 

La mejor manera de demostrar amor, es estableciendo límites, ya que les estamos brindandoe todas las herramientas para que a lo largo de su vida, sea independiente, funcional y con autocontrol en cualquier lugar o circunstancia; y aunque en ocasiones es difícil decir “no” y realmente cumplirlo, la clave está en ser firmes y constantes. 

Cuando se pongan limites se recomienda considerar lo siguiente: 

1. Hay que ser coherentes, el adulto tiene que cumplir lo que se dice, eres su modelo principal y ellos todo el tiempo están aprendiendo de ti. 

2. Transmitir los límites con lenguaje fácil y claro, de acuerdo a su edad, para que lo comprendan, por ejemplo, Si puedes… No puedes… 

3. Es importante que el niño entienda que las normas y los límites son claros y constantes, es decir, no tienen modificaciones, por lo tanto, se tienen que respetar por el bien del niño, empezando por nosotros. 

4. No entrar en pleito ni decir “porque yo digo”, los límites se establecen por la seguridad y el aprendizaje que obtienen de ellos, no deben de ser una lucha de poder, por enojo, frustración, desesperación o venganza. 

5. Decir la palabra NO con un sentido y propósito real, al ceder nuestro “no” se convierte en un “sí” y están aprendiendo que pueden lograrlo y en la gran mayoría de los casos, sin una consecuencia. 

6. Cuando se rompe un límite o norma, debe de existir una consecuencia directa, una que ayude a que el niño se autorregule en el momento y en la situación de acuerdo a su nivel de pensamiento y desarrollo; por ejemplo: no puedes aventar tus juguetes, si los avienta los va a tener que recoger y guardar, y el aprendizaje sobre el límite que se rompió va a ser directamente sobre el mismo. 

7. Una consecuencia no se refiere a golpes, si nosotros reaccionamos con violencia, ellos estarán aprendiendo que así es la manera de condicionarse, sin embargo, se pierde todo lo significativo que se obtiene a través del analizar la situación. 

8. Dejemos de utilizar los premios o castigos, se recomienda utilizar las consecuencias que son directamente relacionadas con sus propios actos. 

9. Los padres deben de tener un grupo de apoyo y de la misma manera con la que ponen límites con sus hijos, son claros y le dan un significado real al NO.

10. Un adulto NUNCA, debe de reaccionar igual que el niño ya que el adulto es su modelo principal, el consciente y, por consiguiente, es quien tiene autocontro.

En conclusión, aunque sea difícil como padres, lo ideal es poner límites desde pequeños, el tener rutinas y horarios establecidos, les será de gran ayuda para que en el día a día los ímites se vuelvan un aprendizaje significativo para los niños y se logren evitar situaciones en las que lleguemos a pensar. ¿Cómo es que llegamos a esto?

Si tienes más dudas puedes encontrar información en el sitio oficial de Gala Gómez