Lactancia y menstruación

El cuerpo en general, y el de la mujer en particular, se regula por un complejo equilibrio hormonal. Es una hormona, la prolactina, la que provoca la secreción inicial de la leche y es también el pico de esa hormona que se produce tras el parto el que inhibe la ovulación, así como el descenso de estrógenos y progesterona. A los tres o cuatro meses del parto la prolactina volverá a niveles anteriores al embarazo y será la oxitocina, junto a otras hormonas, la responsable de mantener la lactancia.



Qué ocurre con la menstruación durante la lactancia

Con el ritmo de vida que llevamos en la actualidad, tan normal es que una mujer que lacta no vuelva a menstruar hasta pasados muchos meses, o incluso años, como que lo haga al poco tiempo de dar a luz.

Si bien se puede decir que la lactancia es un anticonceptivo natural, tienen que darse unos requisitos para que sea así:

  • El bebé tiene que ser menor de seis meses.
  • La lactancia materna ha de ser exclusiva y a demanda (el bebé solo ha de tomar leche).
  • El bebé no ha de pasar más de seis horas sin mamar.
  • La madre tiene que seguir sin haber menstruado.

En el momento en que uno de estos requisitos ya no se dé la fiabilidad descenderá muchísimo.

Qué ocurre con la lactancia durante la menstruación

Las hormonas que provocan el periodo no frenan la producción de leche. Tampoco es necesario destetar.  Lo que sí puede ocurrir que, cuando la madre esté menstruando, la leche cambie un poco su sabor. Mientras que a algunos bebés no les afecta en nada, otros sí lo notan y maman un poco menos.

Fuente: Suavinex