La Respuesta está en los niños

Los Niños están llenos de respuestas,

 



Podríamos pensar que lo que hacen son preguntas y nada más, pero en realidad los niños tienen muchas de las respuestas a esas mismas preguntas, en su simpleza y verdad podemos reflejarnos para encontrar las verdaderas soluciones que nos urgen hoy y es que hemos creado sociedades tan complejas que nos perdimos en ellas. Obsérvalos para recordar lo que realmente importa, los niños son vulnerables; todos deberíamos de recordar la fortaleza en esto, son honestos con sus sentimientos, a todos nos vendría muy bien recordar esto y volver a decir lo que sentimos sin enredos sin misterios o mentiras que a nadie suman.

 

Hemos perdido la brújula y debemos aceptarlo y entonces regresar nuestros ojos y mirada a esos pequeños seres llenos de energía, amor, ganas de abrazos y besos, llenos de juegos y risas que nos recuerdan con su sola presencia de qué se trata la vida…

 

La forma en la que bailan, libres y sin complejos, la forma en la que miran y preguntan sin miedo al rechazo, ellos; esos pequeños que le dan abrazos naturalmente a quienes quieren y se reservan de dar otros, algo que debemos respetar, ellos nos enseñan de donde venimos y tenemos que escucharlos con más atención porque nosotros nos perdimos.

 

Nos fuimos creyendo historias de los adultos y nos convertimos en esos seres, serios, protegidos, limitados, cultos, esos seres aislados hasta de sus propios sueños, creímos historias que eran sólo eso y pues se nos olvido que crear las nuestras era nuestro gozo mayor.

 

Hoy, en este mes del niño y con todos los cambios y fracturas que la sociedad que vivimos está viviendo tenemos una gran oportunidad de reinventar lo que a de venir y la respuesta está en ellos, los niños, obsérvalos y principalmente recuérdate a su edad, cierra los ojos y revive aquello que sentías a su edad, re conecta con esa sensación a tus 4 años de felicidad al ver burbujas de jabón en el aire, al sentir un abrazo, al saberte protegido, recuerda, reconoce y recupera y lo que tengas que sanar, hazlo porque nuestra fragilidad es una realidad, por más murallas que levantemos, por más miedos bajo los cuales nos resguardemos.

 

Hoy toca volver a crear y la respuesta sin duda está en esos corazones alegres y cantores, en esos ojos brillantes llenos de esperanza, en ellos y para ellos, deja de meterles tus ideas y escucha las suyas, deja de apagar su llama y contágiate de su fuego vital. Toca ser felices, rotos y locos ya estamos, DATE PERMISO, baila sin miedo y vuelve al amor.