La lactancia materna puede combatir el cambio climático

La lactancia materna puede combatir el cambio climático. Combatir el impacto del cambio climático es uno de los grandes retos que enfrenta la comunidad global en el desarrollo. Pero un experto en nutrición de la UNICEF ha sugerido una contribución mayor y sostenible que puede venir de una fuente inesperada: la lactancia materna.

Identificada como un componente clave de las metas del Desarrollo Sostenible, la lactancia materna no solo reduce la mortalidad y la morbilidad de recién nacidos y niños pequeños, también contribuye a disminuir el impacto del cambio climático, ya que su producción no deja huella ecológica ni atenta contra recursos naturales, el experto en cuestión es David Clark.



La lactancia materna reduce muchísimos procesos que contribuyen al calentamiento global, procesos que se llevan a cabo por la industria de productos lácteos y de la leche de fórmula.

La producción de fórmula infantil es una industria poderosa y creciente alrededor del mundo. Se estimaba su valor en $41.5 billones de dólares en el 2012 y se estima que duplicará su tamaño para alcanzar los $63.6 billones en 2017. Es una industria apoyada en el marketing y la publicidad, contra la que se suman esfuerzos mundiales para que las madres no se convenzan de dar fórmula a los bebés por encima de la lactancia. Es el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna el que regula legalmente la comercialización ética de las fórmulas infantiles, de manera que las madres conozcan los beneficios y los riesgos y tomen una decisión informada para llevar a cabo su lactancia.

La lactancia materna no solo salva vidas, debe de convertirse en un tema prioritario de las políticas públicas alrededor del mundo, para que sea considerada un recurso natural, renovable, auto-sustentable, ecológico y que contribuye a frenar el impacto del calentamiento global y del cambio climático. Hacer que las personas alrededor del mundo comiencen a mirar este fenómeno mas de cerca…

El proceso industrial de las fórmulas infantiles impactan el ambiente desde la cría de las vacas que se requieren para la producción, el impacto ambiental que genera el proceso industrial, los costos de distribución y de transporte para llegar al consumidor final, sumado al costo del uso y esterilización del agua e instrumentos a usar para preparar la fórmula (biberones y chupones) y la huella ecológica que dejan las latas y su envase y embalaje (cajas, plástico, etc).

La leche materna no deja huella ecológica.

Los grupos y organizaciones que ponen en marcha las acciones para defender el medio ambiente deben enfocarse en promover y fomentar la lactancia materna como una de sus causas. Mientras mas información exista sobre el tema mas importancia cobrará. 

Promover la información de los beneficios de la lactancia materna para madres y bebés no solo los primeros meses de vida sino durante el primer año o más ayuda inmensamente con este propósito. La promoción de los sucedáneos de la leche materna debe hacerse en forma controlada, ética y evitar a toda costa que sustituya la lactancia…

Amamantar es definitivamente una decisión personal, basada en una elección de la madre, lo que las políticas de promoción y fomento a la lactancia pretenden es crear una consciencia activa sobre los beneficios y un ambiente que propicie la toma de decisión. Las mujeres que amamantan necesitan contar con el apoyo no solo familiar, pero extendido a los lugares públicos, centros de trabajo, gobiernos en todas sus jerarquías, etc.

Las mujeres que amamantan están sumando un efecto mayor para evitar el cambio climático y el calentamiento global y mejorando la salud pública en la etapa mas importante de salud primal del ser humano. Una lactancia exitosa requiere adecuadas políticas públicas y de seguridad social que fomenten licencias o bajas de maternidad adecuadas. La lactancia materna siempre representa un ganar-ganar para mamá y para el bebé, pero ahora suma al planeta y a la sociedad, es algo que nos beneficia a todos como sociedad. Puede que no sea lo mejor para todas las madres, pero siempre será lo mejor para todos los bebés.

Irremplazable la leche materna: natural, orgánica, gratuita, ecológica, lista para tomar en cualquier momento, con la temperatura perfecta, especial para cada bebé… ¿acaso necesitamos mas razones para apoyar y fomentar la lactancia materna? 

También te puede interesar leer:

10 datos sobre la lactancia materna de acuerdo con la OMS

Impulsar la lactancia materna en los centros de trabajo

Amamantar en público es un derecho reconoce la OMS