La crianza feliz es posible

Si eres padre, sabes la tarea de criar no es fácil. Pero trata de hacerlo bien, no importa lo malo que sea el día, no llegará al final.

Para criar a los niños, necesitamos estar de buen humor y darnos cuenta de la importancia de respetarlos a ellos y a nosotros mismos. Sobre esto, te contamos algunas frases sobre el crecimiento feliz.

Desarrollo de la felicidad: ¿utopía o realidad? La paternidad feliz no es utópica o inalcanzable porque no se trata de perfección, está lejos de ser ideal. En la imperfección encontramos también la sencillez, la autenticidad y la autenticidad de la familia.



Frases para la crianza feliz

En el diálogo residen las palabras y estas son muy importantes para que exista un vínculo estrecho entre padres e hijos. Las palabras nos pueden alejar o acercar emocionalmente y por eso, vamos a darte algunas frases para fortalecer la relación con tus hijos.

Lo mejor es que son frases cortas que puedes utilizar todos los días, tanto para decirles a tus hijos como para repetírtelas a ti misma como si fuesen un mantra. Incluso, para darte cuenta de que la vida puede ser mucho más fácil si le pones más amor y le quitas un poco de rencor, de orgullo y de enfados.



1. “Necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 abrazos para mantenernos y 12 abrazos para crecer”
Necesitamos 8 abrazos para mantenernos, que sería lo mismo que entender que necesitamos 8 abrazos para ser felices. Cuanto más abraces a tus hijos cada día, más amor recibirán de ti y más conexión tendrán contigo.

2. “Los gritos no educan. Ensordecen el corazón, bloquean el pensamiento, destruyen el respeto y te vuelven violento”
Los gritos nunca son adecuados para educar a tus hijos, porque solo consiguen que se alejen emocionalmente de ti. Además, un buen día ellos se acostumbrarán a no hacerte caso hasta que grites y vuestro vínculo emocional se romperá.

3. “El modo en que hablamos a nuestros hijos acabará siendo el tono de su voz interior”
Si les hablas bien a tus pequeños, aprenderán a hablarse bien a ellos mismos. Si les hablas mal, entonces, ellos mismos tendrán un diálogo interno negativo y bastante peligroso para su equilibrio emocional.

4. “Utiliza palabras, no gritos, pues es la lluvia la que hace crecer las flores… No la tormenta”
Esta frase nos deja muy claro la importancia de educar a los niños desde una comunicación afectuosa, donde el amor y el respeto siempre sean las bases fundamentales. Las palabras con amor llegan mejor al corazón.

5. “Para que un niño aprenda a respetar, debe sentirse respetado”
Esta frase es fundamental porque la clave de la crianza feliz es el respeto. Si quieres que tus hijos te respeten, primero tienes que respetarlos tú. No de vez en cuando, no cuando te sientas bien. Debes respetarles siempre, independientemente de las circunstancias de la vida. Respeta sus ritmos, su opinión, sus gustos y sus intereses.



Staff

Staff

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email