KUMON, un método de aprendizaje

         
Por: Mina Albert

El otro día iba pasando con mi hija por una avenida de la ciudad donde vivo, y pudimos observar como salian varios pequeños de un Centro de Aprendizaje Kumon con sus kumoneras muy felices. Cuando los vimos, mi hija me volteó a ver y me dijo “que curioso que estén saliendo de sus clases de regularización y se vean tan contentos”, entonces le pregunté porqué pensaba que eran clases de regularización, y me dijo “pues son eso, ¿no? Regularización de matemáticas”.

 

Después de contestarle que no eran clases de regularización, sino que se trataba de un método diseñado por un padre de familia que se preocupó y ocupó por darle a su hijo un sistema que lo ayudará a desarrollar autonomia y le diera los elementos para aprender a aprender, fue entonces que ella comprendió porqué los niños que vimos se veían como si salieran de una clase recreativa, porque en realidad así lo sienten ellos.

 

En KUMON, cada alumno va avanzando a su paso, todos los días se trabaja. No se sienten forzados o presionados, no están compitiendo por el mejor promedio o preocupados por decimas. Aquí tienen que ir adquiriendo las habilidades sistemática y paulatinamente. Esto les permite entender que es progresivo y que ellos lo hacen por ellos mismos.

Por lo que no solamente van a aprender matemáticas, lectura o inglés, van al Centro para aprender un sistema que les permitirá aplicarlo en cualquier momento y aspecto de su vida. Entenderán que la disciplina es el camino seguro y certero para el éxito. Que no hay necesidad de sacrificios y estrés inecesario, que lo único que necesitan es dedicación y compromiso.

 

Así que si estás buscando algo que pueda ayudar a tus hijos como a tenen un mejor desempeño académico y sobre todo si quieres que tu hijo desarrolle autonomía y seguridad te recomiendo visitar el Centro de Aprendizaje KUMON más cercano a tu casa, te prometo que no te arrepentiras.