Invierte en salud, no gastes en enfermedad

El otro día caminaba tranquilamente por un centro comercial, mi hija me había pedido que la llevará para comprar unas cosas que necesitaba para la escuela. Vimos en diferentes tiendas lo que necesitaba y tomamos la decisión basándonos en precio y calidad después de un largo recorrido.

 

De todo el tiempo que estuvimos ahí, que habrán sido un par de horas, pude notar que la gente salía con mínimo una bolsa de las tiendas donde entraban, llevaban zapatos, ropa, accesorios, algunos hasta celulares o aparatos electrónicos. Mi ojo analista comenzó a hacer números, no podía evitar pensar que en promedio entre estacionamiento, comida o helado o de menos algo para tomar mientras hacían sus compras y las compras mismas cada familia estaba gastando un promedio de 5,000 -10,000 pesos. Eso haciendo números conservadores.

 

Y recordé que México y algunos países de Latinoamérica tenemos una cultura completamente enfocada al consumo del momento, pero que poco invertimos en temas de prevención; seguros de gastos médicos, de vida, opciones saludables para alimentarnos, etc.

 

Y se me vino está idea a la cabeza, así como tenemos un menaje en casa especifico en nuestra cocina, o sabemos que requerimos de ciertos muebles para nuestra casa, deberíamos tener todos un Kit de Salud.

Un Kit que nos ayudará a monitorearnos constantemente y que permitiera que aplicáramos ajustes en nuestros hábitos diarios para vivir mejor. Una estrategia tan completa de seguimiento que visitar al médico se convertirá en una cita rutinaria para recordarnos que cuidarnos todos los días es la mejor inversión para nuestra familia.

 

Cuales serían los básicos para tu Kit de Salud

  • Una báscula que te permita saber tu peso y además otros datos importantes como tu edad metabólica o tu índice de masa corporal. La bascula es para miembros de la familia mayores de 18 años.
  • Un termómetro que sea sencillo de usar, uno digital o de frente nos queda perfecto cuando tenemos pequeños en casa.
  • Un nebulizador que podamos usar cuando nuestras vías respiratorias se sienten secas o bien aplicar medicamento cuando el médico lo indique.
  • Un monitor de presión arterial no te quedes con las dudas, la presión arterial ya sea alta o baja indica un factor de riesgo, tener certeza te ayudará a actuar mejor.
  • Un masajeador de electroterapia que nos ayude a relajarnos, tus músculos te lo agradecerán. El masajeador es para miembros de la familia mayores de 18 años.

 

Recuerda que es importante comprometernos con nuestra alimentación, actividad física y esparcimiento, nuestro cuerpo, mente y alma deben estar atendidos. Nosotros te recomendamos ampliamente los productos de OMRON, su filosofía esta basada en la prevención, son lideres en el mercado desde hace muchos años, hay mucha información para usarlos correctamente y además los puedes encontrar en tiendas departamentales, de autoservicio y cadenas de farmacias.

 

Porque lo mejor que podemos hacer es invertir en salud, ármate de tu Kit de Salud.