fbpx
Sexualidad

In fraganti, cómo reaccionar si tus hijos te ven hacer el amor

  • Ha pasado, pasa y pasará, y en la mayoría de los casos no sabemos cómo reaccionar. Hacer el amor es una parte importante de la sana convivencia en pareja, si estuviste o conoces a alguien en está situación, tu reacción deberá ser la siguiente.

Utilicemos unos nombres ficticios en una situación hipotética. Manuel y Lucy estaban compartiendo tiempo en pareja en la habitación, era temprano en la mañana, cuando de pronto voltean y ven a la pequeña Luisa (su hija de 7 años) observándolos con una mirada asustada. La reacción obviamente es saltar de la cama, cubrirse con lo que esté al alcance y preguntarle a Luisa un poco en tono de regaño, qué hacía ahí y desde qué momento apareció. Como es de esperarse la pequeña sale del cuarto confundida.

La pareja preocupada comienza a custionarse, qué tanto habrá visto, cómo pueden explicarle, si va a repercutir y evitan un poco salir. Una vez que ha pasado un tiempo razonable la llaman a desayunar, y ella pregunta sobre lo que estaban haciendo. La respuesta es tajante, cosas de papá y mamá. cariños que se hacen los esposos, a un amigo sus papás le dijeron que papá le ponía una inyección especial a mamá. Y así podemos seguir con una lista de creativas respuestas.

Lo cierto es que los niños perciben el mensaje de que algo se les oculta, y se estigmatiza la sexualidad como algo misterioso, prohibido o malo. Por eso es importante que si el pequeño que entró al cuarto es menor de 5 años, simplemente se le pregunte que necesita, sin exhaltarse o asustarse, cuando él o ella pregunten qué hacen se le dice, que como se aman mucho, los esposos se abrazan desnudos, sin entrar en mayor detalle.

Si los pequeños en cuestión no son tan pequeños, habrá de misma forma reaccionar con mucha tranquilidad, y decirle que es normal que los esposos tengan momentos de intimidad, que es la convivencia normal en el matrimonio.

Es de medular importancia que moderemos nuestra reacción, si nos enojamos, apenamos o comenzamos a discutir en pareja, los hijos van a asociar la sexualidad con algo penoso, que se debe ocultar. Sabemos que será incómodo pero debemos de hacer un esfuerzo y portarnos con mucha tranquilidad.

Qué podemos hacer para prevenir estas situaciones:

  • Establecer el respeto a la privacidad, debemos enseñar a nuestros hijos siempre a tocar cuando ven una puerta cerrada, ya sea el cuarto de sus hermanos, primos, abuelos, el estudio, el baño o el cuarto de sus papás. Tenemos que ser coherentes y también tocar siempre antes de entrar a sus cuartos.
  • Poner el seguro, aunque sabemos que la espontaneidad es un ingrediente que enriquece las relaciones de pareja, es importante que se tomen unos segundos para asegurar la puerta. Sobre todo si es por la mañana o en la noche cercano a la hora que se han acostado todos, y más aún si se trata de un momento en el que hay actividad en la casa. Si preguntan porque estaba la puerta cerrada, pueden decir simplemente que estaban durmiendo la siesta.

No sientas que son la única pareja, ni tampoco permitan que eso afecte su vida sexual, son padres pero antes de eso, son un hombre y una mujer que tienen todo el derecho de vivir su sexualidad en plenitud.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA