Impulsan la labor de parteras para reducir tasa de mortalidad materna

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) lanzó un llamado a los países para que aumenten la inversión en capacitación y apoyo a las parteras, quienes en diversas localidades son el único recurso que tienen a la mano las mujeres para dar a lus a sus hijos con éxito.

Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva de UNFPA, resaltó que al efectuar inversiones en parteras, los países pueden lograr el acceso universal a la salud reproductiva y alcanzar uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que busca mejorar la salud materna.



Señaló que a escala mundial se requieren 334 mil parteras de manera urgente y ellas necesitan incentivos para trabajar, debido a que con frecuencia laboran en condiciones difíciles. Aún así, representan la mejor opción para atender los partos y reducir los riesgos del procedimiento. Su atención, indispensable antes, durante y después del parto, asegura que ninguna mujer muera al dar a luz, principalmente en las comunidades donde los servicios de salud públicos son inexistentes, afirmó Ahmed Obaid.

El organismo internacional financia proyectos en diversos países, para capacitar a las parteras y proporcionarles el equipo médico indispensable. Así ocurre, por ejemplo, en Guatemala, donde las llamadas comadronas acuden a los hospitales públicos a recibir el entrenamiento para identificar las señales de alarma, los síntomas que podrían poner en riesgo la salud de la mujer embarazada.

La estrategia también busca establecer una relación estrecha entre médicos y comadronas, a fin de que trabajen de manera coordinada en beneficio de las mujeres. Ellas aprenden a reconocer que su trabajo tiene límites y al identificarlos están en mejores posibilidades para determinar el momento en que deben remitir a la emabarazada a los hospitales.

La directora de UNFPA aseguró que en los lugares donde los servicios de parteras están disponibles y son de fácil acceso, están disminuyendo las tasas de mortalidad de las madres y los recién nacidos, al tiempo que mejora el bienestar de las familias y comunidades.

Puntualizó que un sistema de salud eficaz existe cuando puede atender a las mujeres que están a punto de dar a luz. Cuando las instituciones pueden responder a las necesidades médicas del parto, sin riesgo, también pueden atender otras emergencias. En ese sentido, la labor de las parteras es un componente imprescindible de los servicios de atención primaria de la salud y contribuye a fortalecer los sistemas sanitarios.

El derecho a la salud es un derecho humano básico del que debería disfrutar toda mujer. No obstante, durante el transcurso de cada día, casi 1.000 mujeres pierden la vida en el embarazo y el parto. Cada año, 8 millones de mujeres padecen graves enfermedades y discapacidad debido al embarazo, entre ellas, la fístula obstétrica, y 2 millones de recién nacidos no sobreviven después de sus primeras 24 horas de vida. Una de las causas principales de esas tragedias es la falta de acceso a servicios de maternidad, inclusive a la atención de parteras u otro personal con aptitudes de partería, en el parto.

El UNFPA y la CIM están liderando las acciones para promover la partería en todo el mundo. Ambas organizaciones intensificaron sus actividades para fortalecer programas de capacitación en partería y políticas en 30 países. El año pasado, junto con otros 28 copartícipes, el UNFPA y la CIM también publicaron por primera vez en la historia el informe Estado de las Parteras en el Mundo, en el que se demostró que ningún sistema de atención de la salud puede ser eficiente ni eficaz si hace caso omiso de la importancia de la partería.

Fuentes y desarrollo: Jornada

También puedes leer: Lo que no se habla: el lado oscuro de la maternidadCambia incapacidad por maternidad en México IMSSEn la atención de la salud materno infantil: Parteras, otra alternativa