gadgets en la infancia

Impacto de los gadgets en la infancia: ¿distracción o herramienta de crecimiento?

Impacto de los gadgets en la infancia: ¿distracción o herramienta de crecimiento?…

Con el incremento exponencial del uso de dispositivos electrónicos como tablets o smartphones es natural preguntarnos si la exposición a éstos tiene algún impacto negativo en la mente, principalmente porque los niños son asiduos usuarios de los gadgets.

Nick Bilton hizo una investigación sobre este tema para el New York Times en donde cita a Gary Small, doctor en la UCLA y autor de “iBrain: Surviving the Techonological Alteration of the Modern Mind” (cerebro: Sobreviviendo la alteración tecnológica de la mente moderna”), quien afirma:

“El cerebro es altamente sensible a los estímulos como iPads y pantallas de smartphones y si la gente pasa mucho tiempo con una tecnología y menos tiempo interactuando con la gente como con los padres a la hora de la comida, eso podría entorpecer las habilidades comunicativas”.

Hasta ahora lo único que puede atribuirse a los dispositivos es la enajenación, pero esta obsesión es común en cualquier otra actividad que no sea moderada. Todo se reduce a la educación que se da en casa, dar una connotación narcótica o adictiva a los gadgets es sólo una fuga para los padres que no tienen la atención de sus hijos porque no han establecido los lazos de comunicación adecuados.

El efecto de los gadgets en el cerebro de los chicos es un distractor igual a cualquier otro, como versiones más sofisticadas de juegos de mesa, o cuadernos para colorear. Son un medio de ocio pero también de aprendizaje.

Hay que pensar en estos dispositivos como un entrenamiento, un instrumento de distracción que desarrollará una habilidad que será indispensable cuando crezcan. Todo esto sin perder de vista que moderar el tiempo de uso y enseñar a nuestros hijos a distinguir que la comunicación presencial es siempre más valiosa que el aislamiento en un juego de video.

[Complex Tech]