Hablando con los animales

¿Sabías que los animales hablan y se comunican igual que tú y yo?

Qué pensarías si te digo que hablar con tu mascota, es igual que hablar con tu mejor amigo? Realmente el único secreto para escuchar a los animales, es aprender a abrir tu corazón al amor, silenciar tu mente y aprender a escuchar.



 

El lenguaje de los animales es a través del lenguaje universal, también conocido como telepatía. Es algo así como cuando por las noches tienes una conversación con Dios o con el cielo: todo lo haces a través de tu corazón, enviando tus peticiones al cielo pero de forma silenciosa, ya que no hablas realmente en voz alta. Pues bien, ellos nos hablan también  de la misma manera. Los animales se comunican a través de emociones, sensaciones, palabras e imágenes.

Si tienes animales en casa, seguramente a ti o a los niños pequeños de la familia les ha pasado que estando en un momento de calma, volteas a ver a tu animal y simplemente “sabes por intuición” que tu animal tiene sed, hambre, quiere salir, o necesita algo específico. Esto pasa porque ellos se están siempre comunicando con nosotros, pero es sólo cuando estás en calma y relajada que te das cuenta de estos detalles.

Cada animal es único, cada uno tiene algo distinto por comunicar. Un animal es un ser que da todo por amor y cualquiera que tenga uno, sabrá de lo que estoy hablando.

Ellos tienen pensamientos propios, ideas, peticiones, preocupaciones, mensajes que comunicar, alegrías que compartir y sobre todo, tienen una gran necesidad de poder ser escuchados y comprendidos.

Ya que los animales hablan desde el fondo del corazón, puedes saber si necesitan o desean algo diferente en su vida, te ayudan comprender sus necesidades y a entenderlos mejor. Puedes  preguntarles acerca de algún tema, ya sea específico o algo general, puedes saber cómo se sienten y de esta forma sabrás como ayudarlos.

La verdad es que comunicarte con ellos es como hablar con un buen amigo, y aprenderás pronto que es una maravillosa experiencia, porque cuando abres realmente tu corazón para escuchar sus necesidades y lo que ellos tienen por decirte, le estarás haciendo un gran servicio en amor a tu animal.

 

Esto es lo que pasa en una comunicación animal, el corazón se abre para dar paso al amor, porque cuando escuchas realmente, cuando quieres comprender, cuando quieres ayudar, haces un trabajo de servicio hermoso, aceptando que el otro tiene también el mismo valor que tú.

 

Soy Ana Paola Añorve,  comunicadora animal. Imparto cursos y conferencias sobre ello y tengo muchos años siendo un puente de comunicación entre los animales y los humanos. Para mi es y siempre será un privilegio poder enseñar a muchas personas a comunicarse con sus animales, así como fungir como puente para que puedan empezar a entenderlos.

 

Te comparto mis redes sociales:

INSTAGRAM

FACEBOOK