fbpx
nutrición, Salud

Frutas, indispensables en la dieta cotidiana

Las frutas son indispensables para nuestra salud y bienestar, principalmente por el aporte de fibra, vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante; en las últimas décadas la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha promovido su consumo para contrarrestar la problemática de desnutrición en distintos países.

Los especialistas recomiendan una ingesta mínima de 400 gramos diarios de fruta, por lo que las mujeres que están en el periodo de amamantar a sus hijos se les recomienda por lo menos ingerir de tres a cinco porciones de frutas y vegetales frescos diarios.

Expertos en nutrición y sociedades dedicadas a promover una alimentación saludable argumentan que su consumo es clave, debido a que está ligada directamente con la producción de leche materna por el aporte de agua y fibra, además de que estimula el funcionamiento de riñones e intestinos.

Las mamás necesitan 800 calorías diarias para producir un litro de leche, de las cuales 500 las aporta la dieta y 300 se toman de los depósitos maternos que se formaron durante el embarazo, por ello es recomendable no excluir ninguna fruta, comerlas enteras, bien lavadas y con piel para tener el total de vitaminas y fibra.

El mango, la papaya, la manzana dulce, la pera, el plátano y el melón, son de las más socorridas durante este lapso, mientras que la naranja, la piña y el kiwi (frutas ácidas) se invita a probar con dosis pequeñas para constatar que no provoque gases o cólicos en el bebé.

La fruta al natural con cáscara y recién cortada es la que conserva las mayores proteínas, ya que la pérdida de nutrientes se incrementa con las condiciones de luz, calor y oxígeno.

Pocos son los privilegiados que cuentan en casa con un árbol nutritivo, por ello, se han empezado a cultivar árboles frutales enanos que ofrecen la posibilidad de tener frutas frescas en nuestra mesa aunque contemos con espacios reducidos.

No hay que olvidar que todos los árboles nos ofrecen sombra, humedecen el ambiente, oxigenan el aire, disminuye la contaminación, reducen el ruido, son refugio para animales, embellecen el paisaje, y los frutales además nos proporcionan alimento.

El clima de México permite que haya una gran producción de frutas nativas y domesticadas, pero al adoptar uno deberás considerar el clima y sustrato (tierra), podarlo una vez al año, abonarlo, regarlo con frecuencia, y ubicarlo en un lugar donde reciba por lo menos seis horas de sol.

Si estás pensando en darle un toque nuevo a tu casa o jardín, un árbol frutal puede ser buena opción, ya que algunos tienen poca raíz y dan mucha sombra, como el naranjo, el mango, la higuera, la ciruela o el guanábano, además de que estarás segura de que la fruta que coma tu familia estará libre de químicos.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA