fbpx
Claudia Lizaldi, Lifestyle

Florida: uno de mis lugares favoritos del mundo

Un viaje de descubrir mucho, de gozar, de aprender, de conectar, Florida es un estado muy especial, y conocerlo más profundamente sin duda fue un ¡gran regalo!

Es tan emocionante ir a Disney, para mí lo es, es uno de mis lugares favoritos del mundo, nos tocó la fortuna de hacer un viaje a Florida hace unos días, pero este viaje fue mucho más que esa emoción de los parques, de las atracciones impactantes y divertidas, más que lo que estábamos acostumbrados a hacer al ir a Florida y por eso se los quiero compartir…

Efectivamente, el primer día la visita obligada era DISNEY pero esta vez fue una visita muy especial porque nos consintieron de más. No cabe duda que sólo en Disney saben hacerte sentir como si estuvieras en un mundo paralelo donde efectivamente todo es mágico y perfecto… y lo lograron de nuevo, empezamos por algunas atracciones en Disney Hollywood Studios, la de Star Wars que además cambia constantemente de historia, en 4D es especialmente recomendable, imperdible. En la tienda, Elah se puso a armar figuras de la película pieza por pieza, pies, cabeza, brazos, pequeñas figuritas que hasta ahora cuando juega con ellas adora, es que en Disney todo está hecho para que no importando la edad, tiene dos años, todos gocen de una u otra forma, el que se sube al juego, el que espera, todos!!!

Una noche en Disney.

La siguiente parada Magic Kingdom es así, el Reino Mágico que nos sorprendió con el recién estrenado espectáculo de fuegos artificiales en el castillo en el que ya están incluidas Moana, Ana, Elsa, Triana… Esta nueva ola de princesas que me encanta porque ya no se quedan sentadas esperando que las salven, ellas mismas van a conquistar su destino, un espectáculo que dejó a todos sin aliento. Lo dicho hay cosas y experiencias que sólo se viven en Disney.

Pero aquí viene la novedad del viaje, lugares que no habíamos visitado y nos enamoraron más del estado de Florida, el segundo día fue una aventura completa conociéndolos y gozándolos. La invitación del desayuno estuvo a cargo de Villa de Flora, este restaurante esta votado por el Orlando Sentinel como uno de los mejores brunch de Florida y ¡Wowow! la verdad es que el lugar es hermoso y el servicio de lo más alegre, ¡lo disfrutamos tanto!

Iam divirtiéndose.

La siguiente parada fue Wild Florida, esta reserva de cocodrilos en la que habitan miles de ellos en total libertad es un espectáculo en si misma, manejamos aproximadamente 40 minutos para llegar a ella y valió la pena por completo, el viaje por las lagunas en air boat le encanto a los niños y por supuesto a nosotros también, los lagartos se ven apenas a la distancia pues con el ruido se sumergen pero es muy emocionante verlos así, igualmente a la gran cantidad de distintos tipos de aves que viven en la laguna y que desenfadados nos mostraron su belleza en su propio espacio, al lado hay una serie de animales de granja y fue precioso poder convivir con las pequeñas cabras que estaban listas para recibir amor y dar ternura, creo que los niños que conviven con animales de forma respetuosa se vuelven seres más empáticos y me encantó ver a los míos emocionados abrazando a estas pequeñas y hermosas cabras.

Jugando con las cabras.

Nuestro siguiente destino en este día de aventura estaba en Celebration Town bueno, bueno, no me extrañaría que mi Esposo y yo termináramos retirados en este lugar, si es una burbuja de felicidad, bueno hasta hay un documental que así se llama “The Bubble” acerca de este espacio perdido en el tiempo aunque su diseño arquitectónico está inspirado en la arquitectura de principios del siglo 20 es nuevo los primeros habitantes llegaron en 1996 y es un proyecto que desarrolló originalmente The Walt Disney Company, cuentan que de hecho era un sueño Walt, no tiene más de 8,000 habitantes y  no me equivoco cuando les digo que tienen que conocerlo, y la mejor manera es ¡en bicicleta!

Nosotros comimos primero en un restaurante delicioso de comida Española fusión Cubana se llama Columbia y ya es un clásico, vinos deliciosos, servicio increíble, menú que no deja fuera a los vegetarianos y veganos totalmente un must, y de ahí el paseo en bicicleta, pues miren fueron dos horas, y se nos fueron volando, es lo más delicioso que hicimos en el viaje, todos lo gozamos, todos nos reímos, convivimos profundamente… como que se nos ha olvidado en general lo maravilloso que es un paseo en bicicleta, y bueno las bicis que tienen son lo más cool había para que todos pudiéramos gozar, Iam se fue con su Papá en una especial en la que él tenía pedales y volante pero el que llevaba la bici en realidad era Eamonn ¡un éxito! Simón de 17 una muy pro que como buen adolescente adoró y yo con Elah en una con canasta al frente que bueno fue mi máximo y claro que el de ella que terminó gozando de la siesta de su vida, pueden contratarlas en el Bohemian Hotel de Celebration Florida, créanme lo van a ADORAR.

Paseando en bicicleta.

De ahí a cambiarnos de ropa a nuestro hotel que también fue perfecto para el viaje, Melia Suites hasta con cocina para que si quieres prepares tu cena o desayuno, la alberca deliciosa, el servicio, los espacios, un departamento para tener las vacaciones más agusto posibles, fue una gran elección porque Iam y Simon de 7 y 17 de durmieron en su cuarto, en medio la sala, el comedor, la cocina y del otro lado nuestro cuarto con una súper vista verde y la cuna de Elah de dos años.

Pues ya cambiados nos fuimos a Medieval Times, otro momento para toda la familia en el que no sólo gozan los niños pero los adultos gritan igual apoyando a su equipo, muy liberador de verdad jajajaja en un punto te sientes en la Arena México, la comida también tenía opción vegana y el servicio otro 10, es como poder viajar en el tiempo y que los niños vivan una experiencia en vivo y directo de lo que era el Medievo, los Caballeros, los Reyes, esto acompañado de una buena reflexión después del espectáculo siempre vale la pena.

La familia Kneeland Lizaldi.

El gran cierre fue al día siguiente en Gatorland, como ellos mismos lo llaman es la capital mundial de los Lagartos y Cocodrilos, son miles, literal miles los que ahí viven y si, en libertad, son hectáreas y hectáreas de terreno, poder observar a estos sobrevivientes prehistóricos desde tan cerca es impactante, de verdad los es, platicamos con parte del equipo y su amor por estos animales te contagia, los cuidan y atienden, los respetan y cuidan, la historia además es muy curiosa, este espacio en principio era un restaurante pero había desde siempre muchos cocodrilos y la gente iba a comer ahí pero también a ver cocodrilos y lagartos así es que por ahí de 1949, alguien le propuso a Owen Godwin el dueño del restaurante que porque no hacían un parque y fue la primera atracción en la zona, definitivamente vale toda la pena, los cocodrilos “albinos” son muy raros y les cuesta mucho sobrevivir por las condiciones especiales de su piel y visión sin embargo aquí encontraron un lugar para lograrlo, existen actividades de aventura como la tirolesa que en este caso va por encima de miles de cocodrilos que son imperdibles.

En fin fue un viaje de descubrir mucho, de gozar, de aprender, de conectar, Florida es un estado muy especial, y conocerlo más profundamente sin duda fue un ¡gran regalo! Les dejo todas estas recomendaciones para que cuando armen su viaje consideren mucho más de lo que se suele hacer cuando uno va a Orlando. 

Y a manera de posdata sumo dos que no hicimos en este viaje pero valen toda la pena, visitar a Winter y a Hope, los delfines de los que se cuenta su historia en las películas “Dolphin Tale” y Dolphin Tale II” a las afueras de Tampa en el Clearwater Marine Aquarium que se dedica a rescatar animales marinos que generalmente sufren a consecuencia de la pesca no regulada etc, caso de Winter quien pierde su cola y gracias al amor por los animales de este espacio salva la vida y en un sentido la cola pues logran hacerle y que use una prótesis, en el mejor de los casos estos animales se regresan al océano, de verdad vale la pena conocerlo, su lema es “Rescatar, Rehabilitar y Liberar”. Y por supuesto un imperdible con todo lo que significa el parque y las atracciones que tu mente no puede creer que existen es Universal, en este caso vale la pena pagar el Fast Pass, hace toda la diferencia, por supuesto qué hay que hacer ambos parques, el dedicado a Harry Potter es espectacular.

Tuvimos un desayuno delicioso.

Te invitamos a conocer más de Florida aquí: http://bit.ly/2phXD18

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA