fbpx
Espiritualidad, Experiencias, Salud

Estamos hechos de polvo de estrellas (afirman astrónomos)

  • Primero fueron las estrellas, sus explosiones, y luego esa materia pesada, esos metales que se condensaron y tomaron la forma de planetas, donde la química del carbono que debemos a las estrellas acabó originando la vida orgánica.

Los seres humanos compartimos los mismos elementos químicos que las estrellas, así lo informó un grupo de astrónomos miembros del proyecto Sloan Digital Sky Survey (SDSS, por su sigla en inglés).

Los científicos analizaron cerca de 150 mil estrellas a lo largo de la galaxia y mediante un estudio espectroscópico se determinó que estos cuerpos celestes están compuestos de los seis elementos más comunes de la vida en el planeta Tierra, estos son: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre, los cuales constituyen a su vez el 97 por ciento del cuerpo humano.

La luz infrarroja, medida por el telescopio ARC del Observatorio Apache Point en Nuevo México, EE.UU., a través del polvo interestelar les permitió a los astrónomos observar la gama de longitudes de onda en detalle, así lograron medir patrones creados por decenas de elementos diferentes, explicó Jon Holtzman, de la Universidad Estatal de Nuevo México. 

Igualmente, se determinó que el oxígeno constituye el 65 por ciento de lo átomos del organismo humanos mientras que sólo hace parte del 1 por ciento de la masa de todos los elementos en el espacio, los cuales se componen principalmente de hidrógeno, según el estudio.

“El nitrógeno de nuestro ADN, el calcio de nuestros dientes, el hierro de nuestra sangre, el carbono de nuestras tartas de manzana se hicieron en los interiores de estrellas en proceso de colapso. Estamos hechos de sustancia estelar”, esta explicación dada por el famoso astrónomo Carl Sagan, podría confirmarse con este nuevo estudio, el cual confirma “la clara conexión de los humanos con la galaxia”. 

Somos polvo de estrellas. La vida en todas sus formas lo es, de uno u otro modo, y también el mundo inerte. ¿Pero, qué queremos decir con ello? Además de ser una expresión poética que puede tener mil y un significados, la frase alude al nacimiento y evolución del universo. 

Atribuida al astrónomo estadounidense Harlow Shapley, cuando en 1929 dijo “We organic beings who call ourselves humns are made of the same stuff as the stars” (“Nosotros, los seres orgánicos que nos llamamos seres humanos estamos hechos de la misma materia que las estrellas”) y popularizada por el famoso presentador del documental “Cosmos”, Carl Sagan, la frase remonta el origen de la vida al contexto que hizo posible que surgiera.

Primero fueron las estrellas, sus explosiones, y luego esa materia pesada, esos metales que se condensaron y tomaron la forma de planetas, donde la química del carbono que debemos a las estrellas acabó originando la vida orgánica. 

Sin supernovas no hay vida. No, al menos, tal y como la conocemos. No estaríamos aquí, pues no se hubieran generado los metales que hicieron nacer más estrellas, planetas y la vida misma.

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA