Espirulina, propiedades y beneficios de su consumo

La Espirulina o Spirulina, Spirulina maxima, Spirulina fusiformis, Spirulina platensis, es un tipo de bacteria azul verdosa que crece en forma de espiral que es utilizada como un suplemento alimenticio.

Comúnmente se la conoce como alga espirulina y es rica en nutrientes: ya los Aztecas la consumían para complementar su dieta debido a su aporte en proteína vegetal, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales y los astronautas de la NASA la han consumido como suplemento desde hace años. Se considera un súper alimento.



Valor nutricional de la Espirulina

La spirulina es considerada por algunos como un superalimento.

El alga spirulina posee vitaminas A (carotenoides), B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, D y E y minerales como el hierro, potasio, calcio, cromo, magnesio, fósforo, selenio, sodio y zinc. Pero también tiene otros compuestos como el ácido araquidónico (ácido graso esencial), ácido gamma linolénico (ácido graso esencial), ácido linoleico (ácido graso esencial), ficocianina (pigmento azul con antioxidante).

La espirulina también contiene proteína vegetal (el 65% de su composición) que podría complementar las fuentes vegetales de proteína como en el caso de frutos secos, legumbres o pseudocereales como la quinoa.

** Aunque el alga espirulina cuenta con la vitamina B12 en su composición, ésta se encuentra en su forma inactiva y no sólo no es absorbida sino que además puede falsear análisis de sangre y puede reducir la absorción de la B12 activa. Por lo tanto, en el caso de ovo-lacto-vegetarianos y veganos se recomienda la suplementación con vitamina B12.

Propiedades y beneficios del alga espirulina

Para adelgazar. Es muy común leer sobre los beneficios de la espirulina para perder peso, lo cierto es que no hay estudios llevados a cabo en personas que puedan avalar la efectividad de la espirulina para adelgazar.

Para fortalecer el sistema inmunológico. Estimula el funcionamiento de las defensas, en concreto aumenta la función de los macrófagos y de los Natural Killers (NK).

Para la vista. Esta microalga contiene zeaxantina, un nutriente que puede contribuir a reducir el riesgo de tener cataratas y otras enfermedades relacionadas con la degeneración macular.

Como antiinflamatorio. La acción antiinflamatoria de la espirulina viene dada porque inhibe a la histamina, lo que podría ser beneficioso en casos de rinitis o alergias.

Para aumentar la energía. Podría ser un remedio natural puntual que ayude a combatir los episodios de estrés físico y mental y a combatir la fatiga y el cansancio.

Como antioxidante. Puede tener un papel antioxidante muy beneficioso sobre el organismo, ya que, combate los daños producidos por los radicales libres en el ADN de nuestras células.

Para los síntomas de la menopausia. Este microalga parece reducir síntomas comunes de la menopausia como la ansiedad y la depresión tras varias semanas de su consumo.

Para el hígado. Se han llevado a cabo algunos estudios en personas con hepatitis y parece que esta microalga puede tener un papel protector  ante la cirrosis.

Para la diabetes. Estudios realizados en personas con diabetes tipo I parecen concluir que el consumo de espirulina durante varias semanas ha contribuido a bajar los niveles de glucosa en sangre.

Para el rendimiento deportivo. Puede mejorar el rendimiento deportivo tras consumirla durante varias semanas reduciendo el tiempo de recuperación tras el ejercicio y la fatiga muscular.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la espirulina

El alga spirulina que se consuma debe haber pasado controles de calidad porque si ha crecido de forma natural tanto en mares como lagos puede estar contaminada, ya que, absorbe tóxicos y metales pesados como mercurio, arsénico y plomo que pueden producir diarrea, náuseas, vómito, dolor de estómago, daño en el hígado, palpitaciones e incluso shock y muerte.

Como con cualquier otro producto o alimento que vaya a interactuar con nuestra salud, debemos comprar espirulina de marcas de confianza, producidas de forma controlada y tomarla como indica el envase.

Este alga está desaconsejada durante el embarazo y la lactancia.

Puede inhibir medicamentos anticoagulantes.

La espirulina está contraindicada para personas con gota o ácido úrico alto.

Para los casos de artritis reumatoide, esclerosis, lupus u otras dolencias de tipo autoinmune no está aconsejado el consumo de espirulina porque estimula el funcionamiento del sistema inmunológico.

No deben consumir alga espirulina personas con piedras en los riñones.

Las personas con fenilcetonuria no deben tomar alga espirulina porque contiene fenilalanina.

La espirulina no está indicada para niños.

Puede producir sensibilidad a personas con alergia al pescado.

Esta es información general, si deseas saber cómo tomar espirulina o si es beneficiosa en tu caso particular debes consultar con un profesional de la salud. 

Fuente y desarrollo: Ecoagricultor

También puedes leer: 

Receta Sopes de Espirulina

¿Qué son los Súper Foods o Súper Alimentos?