¿Es real que en México es el país con mayor personal médico fallecido por COVID 19?

Amnistía Internacional divulgó un informe que coloca a México como el país con el mayor número de personas trabajadoras en el sector salud que fallecen por Covid 19 por arriba de Brasil y Estados Unidos.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer, al 25 de agosto pasado, en el mundo se reportaban alrededor de 7 mil decesos entre el personal médico, de los cuáles de nuestro país contaba son mil 320 decesos “la cifra más alta para un solo país”. Estados Unidos tiene mil 77 y Brasil 634 reportados.



El número de muertes entre el personal sanitario sigue siendo espantoso en países como México, Brasil y Estados Unidos, al mismo tiempo que la rápida propagación de la infección en Sudráfrica e India muestra la necesidad de que todos los Estados tomen medidas”, sostuvo Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional.

El documento alerta que “muchos limpiadores y limpiadoras de centros sanitarios de México están subcontratados, lo que significa menos protección“.

El informe precisa “las cifras de cada país no siempre son comparables directamente debido al uso de métodos diferentes para recopilar datos y a la definición de personal sanitario que se emplea en cada uno”.

Y esto es precisamente lo que las autoridades mexicanas argumentaron para responder a lo dicho por el informe de Aminstía Internacional.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, advirtió que “lo mejor es comparar tasas, en este caso necesitaríamos conocer más allá del número total de profesionales de la salud que han fallecido, cuál ha sido la carga de enfermedad en profesionales de la salud como para poder conocer la tasa de mortalidad específica en este grupo o inclusive la tasa de letalidad”.

De acuerdo con las cifras actualizadas de la Secretaría de Salud, al 3 de septiembre, México reporta 104 mil 590 trabajadores de salud contagiados y mil 410 derivaron en deceso. De éstos, 70 por ciento son hombres cuyas edades principalmente fluctuaron entre los 55 y lo 64 años.

En cuanto al universo de personas contagiadas se vive una proporción parecida a lo que se vive a nivel general: 36 por ciento tiene una comorbilidad y de éstos 47 por ciento padecía obesidad, 30 por ciento hipertensión; 19, diabetes y 18, tabaquismo.

Del total del personal que ha tenido un desenlace fatal, 49 por ciento han sido médicos, enfermería 18 por ciento, 2 por ciento laboratoristas y 29 por ciento el resto de ocupaciones en los centros hospitalarios.

Alomía especificó que sólo el 7 por ciento de los trabajadores médicos contagiados ha desarrollado una forma grave de la infección. A nivel de población general, los casos graves representan 25 por ciento.

Agregó que 3.8 de de los profesionales que se han infectado, fallecieron.  Se trata de una proporción inferior a la tasa de letalidad que se vive en la población en general que es de más de 10 por ciento.