Es real: El IQ de niñas y niños está disminuyendo ¿Te imaginas por qué?

abuso de los dispositivos móviles

El neurocientífico francés Michel Desmurget revela en su libro “La Fábrica de Cretinos Digitales” cómo los dispositivos digitales afectan el desarrollo neuronal de la infancia en cualquier país.

En entrevista para la BBC de Londres, el también director de investigación del Instituto Nacional de la Salud de Francia informa que aunque el coeficiente intelectual se ha medido en distintas formas a lo largo de los años, de acuerdo con investigaciones en años recientes (a partir del 2000) se ha comprobado que la tendencia del incremento de IQ de generación en generación se está revirtiendo. 



“Los nativos digitales son los primeros niños que tienen un coeficiente intelectual más bajo que sus padres“, sostiene.

Aunque admite que los factores pueden ser diversos como la contaminación, la salud, el tipo de educación, la nutrición, destaca que esta tendencia se está documentando en países tan avanzados y estables como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Francia, etc.



El común denominador en países de primer mundo o en vías de desarrollo es el uso de pantallas durante la infancia. El doctor Desmurget destaca que estudios han demostrado que la exposición de niñas y niños a pantallas afecta sus capacidades cognitivas como el lenguaje, la concentración, la memoria, etc.

Y esto en su conjunto afecta sustancialmente el rendimiento académico. El uso excesivo de dispositivos digitales, además, disminuye la interacción social, el desarrollo de actividades y capacidades, genera trastornos de sueño y promueve un estilo de vida sedentario que a su vez genera otras afecciones de salud.

Cuando se utilizan desde temprana edad las pantallas para usos recreativos, esto “afecta de manera negativa el desarrollo del cerebro de nuestros hijos, lo empobrecen”, declara el neurocientífico francés.

Ofrece un dato demoledor: de acuerdo con las horas promedio que destinas niños desde los 2 años de edad a los dispositivos digitales, “al llegar a los 18 años, nuestros hijos habrán pasado el equivalente a 30 años escolares, o 16 años de trabajo de tiempo completo“.

Michel Desmurget propone que para comenzar a combatir esta situación se involucre a niñas y niños, se les expliquen las afectaciones y perjuicios que les causan las pantallas. Y sobre el tiempo que deberían dedicar en cada edad, ofrece una respuesta simple: LO MÍNIMO ES LO MEJOR.

 



Laura Barranco

Laura Barranco

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email