Embarazo, lactancia y COVID 19 ¿Cuáles son los riesgos?

En México, el SARS-CoV-2 se ha convertido en la primera causa de muerte materna. Al día de hoy, se tiene el registro preliminar de 83 fallecimientos y un total de 2 mil 842 contagios.

La directora general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Karla Berdichevsky, aclaró que a pesar de una prueba positiva de COVID 19, el fallecimiento pudo presentarse por otras enfermedades. 

De acuerdo con Christian Morales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en México, destacó que desde antes de la pandemia la mayor mortalidad de mujeres embarazadas se registraba en América Latina sobre todo en zonas más marginadas.



También destacó dos problemáticas que deben de atenderse con políticas públicas claras:

  • Durante la pandemia se ha generado una pérdida de continuidad de revisiones prenatales y de mujeres con embarazos de alto riesgo perdieron la cobertura, es decir que se quedaron sin seguridad social.
  • Se ha registrado un exceso de práctica de cesáreas por lo que se recomienda realizar un parto por la vía vaginal, incluso en mujeres contagiadas de COVID 19 para preservar su salud y evitar la violencia obstétrica cuando la cesárea no está medicamente indicada.

El gobierno mexicano a través de la Secretaría de Salud ofrece una línea de atención de dudas: 01 800 MATERNA (01 800 6283762) de las ciudadanas que se encuentren embarazadas a fin de que no interrumpan sus consultas prenatales y se les dé el seguimiento debido para garantizar su vida y la del bebé.

Aquí se les informará desde cuál es la unidad médica más cercana al lugar donde viven; qué medidas preventivas se guardan y recomiendan para prevenir contagios de COVID 19; identificar señales de alarma y asistencia en la elaboración de un plan de seguridad; orientación general para el cuidado de la salud en el embarazo, posparto y lactancia materna; atención de quejas por la atención en los servicios de salud; acceso integral en caso de emergencia obstétrica.

Imagen: SSA

Es altamente probable que la razón por la que se ha generado una baja sustancial en las consultas prenatales es por la prevención que las propias madres tratan de tener ante un eventual contagio al asistir a los servicios de salud. 

CESÁREA Y COVID 19

Es importante aclarar que estar contagiado de COVID 19 no es razón para sustituir el parto natural por cesárea. El personal de salud que lleve a cabo el seguimiento de cada embarazo deberá hacer una evaluación específica e informar la mejor alternativa a la madre.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que cada cesárea esté debidamente justificada, de acuerdo con el estado de salud de cada mujer y deberá contar con el pleno consentimiento de ella.

LACTANCIA Y COVID 19 

Imagen: SSA

Independientemente de presentar síntomas de un cuadro respiratorio o un eventual contagio del coronavirus o incluso la confirmación de COVID 19, la lactancia materna no debe dejar de iniciarse ni interrumpirse.

De acuerdo con la OMS no hay contraindicaciones para la lactancia materna, por el contrario sus beneficios son inmejorables y la leche no transmite el SARS-CoV-2.

 

En Mamá Natural TV nos pronunciamos por no interrumpir la lactancia materna, sus beneficios superan por mucho cualquier riesgo en el contexto de la pandemia. Es la mejor serie de vacunas y fuente de fortalecimiento del sistema inmune de bebés.