El síndrome de la muerte súbita del bebé es más frecuente durante la época de frío

          muerte súbita del bebé
Por: Redacción

La muerte de un bebé no puede ser entendida ni explicada no importa la circunstancia en la que se dé. Una forma que todavía se da es el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL), también conocido como Muerte de Cuna o SIDS por sus siglas en inglés (Sudden Infant Dead Syndrom).

A pesar de que las estadísticas han bajado considerablemente todavía llega a suceder y sobretodo en época de frío.

El riesgo de muerte súbita aumenta en invierno porque no siempre los abrigamos de manera adecuada. Hay padres que creen que tienen más frío del que realmente tienen y los abrigan más (o bastante más) de lo que en realidad necesitan, y eso pone a un bebé en riesgo porque empieza a respirar de manera más profunda, puede llegar a agotarse y llegar a un punto en el que sufra un golpe de calor, o haga una apnea larga y deje de respirar.

La causa del SMSL se desconoce. En la actualidad, muchos médicos e investigadores creen que el SMSL es ocasionado por muchos factores, entre ellos:

  • Problemas con la capacidad del bebé para despertar (estimulación del sueño)
  • Incapacidad del cuerpo del bebé para detectar acumulación de dióxido de carbono en la sangre

Las tasas del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) han bajado en forma considerable desde que los médicos comenzaron a recomendar que se acostara a los bebés de lado o boca arriba para reducir la probabilidad del problema. Sin embargo, el SMSL aún es una causa importante de muerte de bebés menores de 1 año. En los estados Unidos, miles de bebés mueren por esta causa anualmente. 

El SMSL tiene más probabilidades de ocurrir entre los 2 y 4 meses de edad y afecta más a los niños que a las niñas. La mayoría de las muertes por SMSL se presentan durante el invierno.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de SMSL:

  • Dormir boca abajo
  • Estar en un ambiente con humo de cigarrillo mientras están en el útero o después de nacer
  • Dormir en camas blandas 
  • Partos múltiples (ser mellizo, trillizo, etcétera)
  • Partos prematuros
  • Tener un hermano o hermana que padeció SMSL
  • Madres que fuman o consumen sustancias psicoactivas
  • Nacer de madre adolescente
  • Intervalos de tiempo cortos entre embarazos
  • Cuidado prenatal tardío o ausencia de este
  • Vivir en condiciones de pobreza

Aunque los estudios muestran que los bebés con los factores de riesgo antes mencionados presentan más probabilidades de resultar afectados, el impacto o importancia de cada factor aún no está bien definido ni entendido.

La recomendación al respecto, por eso, es la siguiente:

  • No utilizar protectores, peluches, cojines ni mantas en la cuna. Los protectores aumentan el peligro de asfixia del bebé y de atrapamiento y por eso ya no se usan. Los peluches, que algunos padres podrían pensar que les podrían dar calorcito, son peligrosos por el riesgo de asfixia, y los cojines y edredones tienen el mismo problema: son blandos y pueden quedar encima del bebé.
  • La cuna debe tener la menor cantidad de cosas posible.
  • Dormir al bebé tapado solo con su pijama, evitar cobijas, preferir sacos de dormir que les dejen libres las manos y brazos.
  • Si se practica el colecho buscar usar un colchón que sea firme, que no haya cojines sueltos que puedan acabar sobre el bebé, lo mismo que sábanas o cobijas.
  • Finalmente, que la temperatura de la habitación sea adecuada y no exagerada, para que en cualquier caso el bebé no pase demasiado calor ni esté expuesto a cambios drásticos de temperatura.

muerte súbita del bebé