El poder la Vitamina C en tu sistema inmunológico

El sistema inmunológico cobra relevancia en este momento de pandemia que vive la humanidad. Quién no se ha preguntado cómo es que antes con remedios caseros se podía superar con facilidad un resfriado común, ahora llegamos incluso a tratamientos que involucran uno o más antibióticos. 

Hay muchos factores que afectan el sistema inmune: la alimentación, el estado emocional (incluso ignorado por la gran mayoría de las personas) y los fármacos que prescriben  para poder combatir ciertas enfermedades. 



En #MadresTV, Mina Albert y Gabriela García conversaron con la Doctora Gabriela León Olea, oncóloga, naturapeuta y nutrigenómica, sobre “Cómo blindar nuestro sistema inmunológico”. 

El primer sistema inmune, antes que la leche materna, es el que recibe un bebé al nacer.

 

 

Los suplementos son necesarios son otra manera de reforzar el sistema inmunológico.Los alimentos que hoy ingerimos no contienen lo nutrientes esenciales debido a que la tierra donde se cultivan no cuenta con  los minerales imprescindibles para transferirlos a los alimentos. Por lo que de acuerdo a la especialista, es necesario suplementar la alimentación de nuestra familia con las vitamina C, Zinc, Magnesio, Selenio y la vitamina D. Esta última se obtiene tomando el sol por lo menos 15 minutos al día, preferentemente entre las 9 y 11 de la mañana.  

 

Parto en casa fue otro de los temas que en este episodio 20 de Madres TV fue tratado. Parto en casa, la opción original para el nacimiento, sigue vigente, siendo a veces la única opción para buena parte, si no la mayor, del mundo. Sin embargo, para quienes nacimos y crecimos en un entorno “civilizado”, condicionado por la modernidad, el parto hospitalario, controlado por la ginecología moderna, parece ser la opción más racional y conveniente, siendo el parto casero un evento casual o contingente.

Glenda Furszyfer, propone invertir el enfoque, que la pauta sea un “parto humanizado” y solo la emergencia o el imprevisto nos lleve al hospital. El embarazo si debe ser vigilado por el ginecólogo, pero el parto puede ser planeado y preparado para tener lugar en la intimidad del hogar y en el entorno familiar. Para ello existen cursos para prepararse física y psicológicamente para desaprender lo que hoy vemos como convencional, ya que, insiste Furszyfer, el parto es un evento propio de la naturaleza que no precisa, en condiciones normales y no de riesgo, de ambientes quirúrgicos y estériles. Existen también hoy en día servicios médicos o no (parteras) igualmente profesionales que brindan el apoyo para llevar a cabo el proceso del parto de manera segura. Atrévete a investigar más sobre el tema para saber si esto es una opción viable y deseable para ti.