Dormir abrazadxs también tiene beneficios para la salud

Hablar de la pareja no es menester sencillo, ya que caemos en el pecado de imponer un juicio de valor de lo que está bien o mal. ¿Y quiénes somos para imponer esa verdad absoluta de las reglas de convivencia?

Por supuesto, existen reglas de valor humanitario que estructuran a la formación de una sociedad (y de su cultura) con base en el respeto, la libertad y el bienestar. Por lo que existen cientos de alternativas que permitan establecerse con una pareja que permita, de base, un vínculo afectivo nutricio y un refugio de seguridad, confianza y bienestar.

En ese caso, si los dos miembros se encuentran cotidianamente en un estado de tranquilidad y amor (ojo, que no forzosamente enamoramiento), tienen la posibilidad de disfrutar de placeres sencillos de la vida. Incluido el dormir juntos en la posición familiarmente llamada “de cucharita”, la cual tiene influencias significativas en la salud física y emocional de la pareja.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Pittsburgh, dormir “de cucharita” trae beneficios a la estabilidad de la relación de pareja (nutricia, segura, confiable): Esta cercanía establece un vínculo de afecto, de seguridad y de confianza; lo cual se traduce biológicamente en que, al dormir con esta sensación libre de angustia (o estrés), se genere un mar de oxitocina (hormona del apego) y se reduzca la presencia de citokines (derivado del cortisol).  Esto produce que la ansiedad merme, estableciendo el ciclo del sueño.

Por el otro lado, cuando nuestro sistema de alerta se encuentra a todo lo que da, nos descubrimos estar a la defensiva en todo momento. Y en consecuencia, dormir “de cucharita” con la pareja que probablemente es un generador de estrés, sólo aumente la ansiedad y te impida dormir o descansar. Las consecuencias son evidentes: fatiga, problemas en el ciclo del sueño, estrés, posibles enfermedades cardiovasculares u hormonales, trastornos de la alimentación, peleas en la pareja, entre otros. Esta situación la hemos vivido cada vez que nos peleamos con nuestra pareja…

En conclusión, antes de ir a la cama con nuestra pareja, es importante traer a consciencia nuestros sentimientos asociados con esa persona con quien comparto la vida. ¿Qué sensaciones me está generando al verlx acostadx?